26 enero 2007

Salí del cuerpo

De pronto lo comprendí y vi que las cosas son mejor así. Hmmm salí del cuerpo porque no quería asesirnar a nadie más . Bananas (del 10” Litio a 6m bajo el suelo, GRAM Grabaciones 2002)






La pintura no es una actividad sencilla. A la necesidad de una energía psíquica que articule un discurso creativo, se unen las múltiples exigencias físicas que requiere su práctica. La pintura pide un cuerpo acorde con el esfuerzo imaginante. Pero muchas veces hay que escapar de este cuerpo presente, estático, formal. Huir de la posesión despótica de la pintura. De su regla de obediencia.


Salir del cuerpo. Dejar la gran tarea y centrarse en el pequeño e intrascendente trabajo de reconocer. Palmear a los mayores con cariño la espalda, discernir el aliento humano que duerme bajo la carcasa de la forma, abandonarse al ensueño de la risa y a la fácil e imprecisa sensación de humanidad. Que se coman los gusanos a la pintura, que se separen de nosostros esos miembros que se convirtieron en el centro del mundo de manera injusta. ¡Qué bien sacarle las antenas, los órganos y los higadillos! Descuartizarle para que vivan esos otros seres que había devorado antes y con los que había alimentado su voraz arte pictórico.

Hay más información sobre este críptico tema cultural aquí y un eco del premio allá




6 comentarios:

Doggy dijo...

Lo de los calçots tendrá que esperar. Me dicen los expertos que mejor a partir de mediados de febrero. Tengo listado de lugares. No obstante, los mismos expertos me aseguran que la presente es una mala temporada: no ha hecho frío cuando debía y la cebolleta se resiente. ¿Este tipo de cebolletismo gastronómico será Arte? ¿Tapies se calza buenos calçots?

Karpov Shelby dijo...

Tápies se calza buenos calçots, como un señor catalán. Por cierto, a los dalinianos tengo que decirles que tengo en casa dos recetas del maestro de la impostura en casa... una ensalada mixta, una receta de faisán.

El gastronomismo es Arte. ¡Claro que sí! Por favor, haganse con el último número de la revista de poesía Litoral es un especial arte, gastronomía y cocina y es una maravilla. Recetas, poemas y cuadros. Se crea mejor con la panza llena, en contra de los dictados bohemios.

Doggy dijo...

A mí me lo vas a decir, truhán...

pia dijo...

Qué puñeta lo de los calçots, con las ganas que tenía de pringarme sibaríticamente...
¿Impostura puede ser la de aquel que sabiendo pintar bien pinta churro?? Bueno, pues el Gran Genio Dalí tiene un libro de cocina ilustrado con unas litografías bastante guays que se llama "Les Diners de Gala" (1971), pero debe de estar difícil pillar, así que nos haremos con esa Poesía a la carta, que tiene una pinta incleíble.
http://www.lockportstreetgallery.com/DinersGala.htm

Karpov Shelby dijo...

Pia, a ver si con los calçots llegamos a un gran pacto de gastronomismo sibarítico con el inflexible Doggy. El libro ese de Gala debe estar muy guapo.

Ahora, si quedamos para cocinar y canibalizar un daliniano faisán, estoy dispuesto a replanterame mi tablilla de genios e impostores. Ya sabes que mi pensamiento es lábil ...

Marcos E. H. dijo...

yo el faisán lo cocino...estofado, que al pobre pájaro tampoco hay que darle muchas vueltas arties. con ponerlo como lo cocinan por Aranjuez (o en Lhardy), a las uvas, vale de sobra. Y sobre los calçots, pues guay, yo me iba el finde que viene a probar las primicias y luego ya nos vamos al sitio guapo que le digan a Doggy.