01 noviembre 2006

Para poder acertar

La vida de un bloguista aperiódico, incluso la de uno demasiado sentimental y sobreeducado, puede llegar a no ser tan mala a fín de cuentas. Siempre hay quien tiene unas palabras de ánimo para con el plumilla, aunque sean desde la perplejidad ante su insensatez. Es el caso del dúo Espanto que, no hace mucho, prometieron componer una sintonía que hiciese más leve la lectura de este deslavazado, frívolo y un poco cretino, cuaderno. Como Teresa y Luís son personas de palabra, pocos meses después de esa charla, puedo presentar la nueva sintonía de este boletín que, desde hoy y hasta el fín de los días, colgará de la barra lateral para que todo el que pase pueda escucharla. Emocionado, ruborizado y encantado de contar con semejante tarjeta de presentación, tengo el HONOR de presentar El vals de Karpov, una muestra de cariño de los Espanto para con un bloguista que no merece tanto talento para cantar sus peripecias.

Poco puedo decir de los Espanto que no dijese cuando escuché su primera maqueta, ni mucho menos cuando apareció en mi buzón la segunda. Grupo favorito, queridísimos amigos, personas de enorme estatura, ni yo puedo ser imparcial con ellos ni ellos pueden serlo conmigo. Así que, cuando durante el verano me comentaron su idea de poner sintonía a éste bloguito de indie, pensé que la cosa se quedaría en una perlita instrumental que hiciese más llevadera la caótica lectura de las letras aquí juntadas. Sin embargo, Teresa y Luís, tunantes por naturaleza como son, no han podido resistir la tentación de intentar una pequeña semblanza musicada en la que la delicadeza musical adereza sus sabias palabras sobre el bueno de Karpov. Y también sus divertidos y resignados suspiritos ante lo estúpido, incorregible e incoherente de algunos de sus actos. Y de casi todas sus palabras, todo hay que decirlo.



De hecho, cuantas veces no habré escuchado en su boca ése "ay, Karpov, Karpov..." que suena en los coritos, bajo la mirada pasmada de Luís. O las amables y sabias observaciones de Teresa ante ése don de la contradicción del que, con acierto, habla la canción. Sin embargo, lo que más me ha sorprendido escuchar en su boca, es la acertada descripción de ésa búsqueda mínima de una respuesta máxima, característica del frágil aramazón intelectual de estos mensajes. Búsqueda practicada, además, a través de una persistencia numantina en el propio error y de la confianza ciega en la capacidad resolutiva del desatino. Hay que cruzar avenidas para poder llegar / Hay que tirar tantas piedras para poder acertar... creo que no podré encontrar palabras más idóneas para describir el ánimo de éste boletín sin ninguna periodicidad. Con humor, realismo y un inmenso cariño, Espanto ponen música a Karpov. Y, Karpov, reconociéndose en este retrato pleno de simpatía y cuchufleta, sólo puede contestarles: GRACIAS AMIGOS.


13 comentarios:

probertoj dijo...

Grandes, como siempre. Qué afortunado el Karpov y qué bonita manera de cantarle las cuarenta. Alguien tenía que hacerlo.

Maruja Monazo dijo...

Sigo sin poder escuchar nada ... "permiso denegado", etc, etc ... ¿A alguien más le pasa?

Karpov Shelby dijo...

Yo la puedo escuchar... y creo que en general la gente si que puede ¿no?

Les metimos 4 a Newell's Old Boys dijo...

Y yo lo escucho perfectamente. Por ahí...

starsgoneout dijo...

Si que se puede, esta preciosa la canción que honor en serio!, lástima que hay algunas partes de la letra que no se entienden (o al menos yo no entiendo). Como siempre los Espanto, geniales. Espero que cumplas con tus promesas querido Karpov :-). Un beso grandeee!!!

fulgencio el del tiple dijo...

Maravilloso.

Suena más bonito aquí que en el hogar espanto, y cobra sentido.

Manuela Meculos dijo...

Ya puedo escucharla!

Era un problema de pop-ups bloqueados. Wow! Qué chula! "Van a por tí, Karpov"... ¿a qué se refieren?

David dijo...

Me encontré con tu blog mientras buscaba "Karpov" en google, para promocionar un poco la biografía que escribí sobre él... y me ha sorprendido que se una página básicamente musical!

Realmente curioso :-)

Ismail II dijo...

Jajajaja, ¡enhorabuena a las dos partes!, está muy chula, aqui nos hemos echado unas risas mi hermano y yo escuchándola en sensorraun en la estación espacial que tiene por ordenador.

Cruzado Mágico dijo...

Bueno, es la monda.

¿Cuántos blogs tendrán su propia sintonía particular? Tan chula como ésta, yo creo que ninguno.

luis dijo...

Gracias por las exageraciones, muchachos.

Topor dijo...

Basta ya. Los Espanto mandan. Esto es
LA PERA.

Topor dijo...

Basta ya de darle vueltas.
Espanto rules. Esto es
LA PERA