14 noviembre 2006

Los tenía en cinta ...

Ya tengo en casa el CD86, la recopilación con la que Bob Stanley da carta de naturaleza canónica al indie-pop de los ochenta. Coincidiendo con el vigésimo aniversario de la cinta que editase el NME, uno de los protagonistas activos de aquel movimiento recopila 48 canciones indiscutibles. Es cierto que a los die-hards fans que han estado manteniendo el espíritu del C-86 vivo década tras década, el disco de marras no les dirá nada nuevo, pero como carta de presentación para el profano no puede ser más electrizante. Tanto que uno casi desearía no saber nada para dejarse llevar por la airada magia de unas voces anhelantes, una urgente inocencia y una infinidad de canciones que salen, de nuevo, a la luz para ocupar el lugar que les corresponde en los libros de historia pop.

No pude evitarlo: cuando, el otro día , al entrar en CD-Drome Madrid, César me dijo que tenía el cedé del C-86, lo agarré con avidez. Después de tanta monserga y tanto tiempo calentándose la cabeza, a uno le hace ilusión un poco de
revival. Yo no soy de esos fans exclusivistas a los que no les hace ninguna gracia que el tesoro salga a la luz. Además estos sentimentalismos siempre funcionan conmigo, me es imposible evitar su influjo. Qué se le va a hacer. Veinte años del C-86, y todo eso . Fue al llegar a casa cuando me di cuenta que, de las 48 canciones tomadas de las fuentes primigenias del indie-pop tenía dispersas por aquí y por allá prácticamente todas. Que nadie se llame a engaño, aquí hay poca inmersión en las catacumbas y sí mucho de proselitismo. El artefacto que ha montado Stanley es un sampler reivindicativo, que reúne lo más canónico del Indie Canónico para colarlo en la parte alta de la tabla de la posteridad.




Desde luego, este CD86 no está pensado para el
indie-no-tan-kid que haya seguido comprando y completando su colección a lo largo de estos años (no, no es el Leamington Spa definitivo). Más bien parece diseñado para aquellos que, encargados de escribir la Historia del Rock, se han ido saltando este capítulo de manera sistemática año tras año. Saca todo el ruído, toda la furia y las excelentes composiciones a modo de toque de atención. Aquello no fue anecdótico: de tanta fotocopia, flexi, fanzine, maketa y maxi, ésto es lo mínimo a tener en cuenta. Debajo vibra un microcosmos que merece la pena ser descubierto con más detalle. Y, visto así, a mi me parece muy bien que haya hecho este disco ahora. A pesar de que yo hubiese puesto esa canción en vez de aquella, aquel grupo en vez del de más allá y mil apreciaciones de ese tipo. Y, a pesar de las mil pegas que se pueden poner. [Inexcusable la ausencia de los Chesterfields] Sangrante que no estén The Jazz Butcher , Miaow , The Man From Delmonte , Hey Paulette o los Jesse Garon & The Desperadoes como mínimo ¡claro que si!


Pero, si por un momento pensamos en el Chaval que lee en el RDL a los Grande Marlaska
hablando de los McCarthy , que sigue las encendidas soflamas de Kiko Amat sobre los Hurrah!, y llega a este monolítico doble disco con curiosidad e ilusión... entonces la cosa cambia. Porque ése Chaval Ideal descubrirá aquí un punk melódico, dramático, psicodélico, inmediato y dulce que sobrevivió y resistió, en las catacumbas de la industria, facturando odas instantáneas al entusiamo, el amor, la poesía o la ira. Y, es posible que su vida cambie al escuchar, una a una, estas canciones que son de las que pueden hacer que todo merezca la pena. Si además el Chaval se lee el encendido texto del propio Bob Stanley, pasa ansionso las hojas del libreto de fanzinero estilo y memoriza las proclamas o se atonta mirando los recortes y collages, entonces se podrá decir que éste sampler habrá cumplido su función con creces.


Y el resto de nosostros, los que tanto hemos protestado porque aquella revolución no haya merecido ni una línea en los libros de historia de la música ¿vamos a protestar ahora por todo lo contrario? ¿porque Bob Stanley ha hecho mal la selección? Hombre, es un poco fuerte ¿no? Yo, por mi parte, no tengo argumentos más que para un disfrute sencillo. Las canciones están ahí: el disco, escuchado de un tirón, asombra y maravilla. Si uno lo pone a girar y deja que el ruido arrastre la imaginación casi repite, como en trance, la famosa salmodia (tantas veces escrita en estas páginas) de:
eran los ochenta... la Inglaterra de Thatcher... un puñado de chiquitos con flequillos al viento... el ejército de dulces guitarras.

12 comentarios:

360º de Separación dijo...

Hola Karpov,

Pues muy razonado post, esta recopilación no añade absolutamente nada nuevo para el conocedor de lo que fue eso del C86, para el que este doble cd resulta redundante e inane, pero para la mayoría de sus potenciales oyentes seguro que resulta un verdadero descubrimiento, y todo lo que sea añadir nuevos miembros a la causa, bienvenido sea :-)

Yo no me he planteado su compra, ¿aporta algo nuevo además de las lineas escritas por Mr. Stanley?

Saludos,
Manuel Soleado

joan dijo...

di que sí, hay que crear cantera! pero lo de la ausencia de man from delmonte ha hecho daño, ay!

Paquita Burete dijo...

Claro ... es el peligro de las recopilaciones, que CASI SIEMPRE falta algo ... para ser completa, debería haber sido no un CD doble, sino 4 CDs.

Lo que sí que estaría bien es un recopilatorio de algo que la gente ignora a menudo: los flexis de la época, porque sí, el vinilo duro era haber logrado LO MAS en aquella época, pero donde se fraguaba todo, el verdadero espíritu C86 se encontraba en los fanzines y en los flexis, de los que hubieron muchos y bien buenos. Eso sí que era indiepop!!!

El espíritu DIY llevado al extremo!!!

360º de Separación dijo...

Hola Joan,

Pues sí, está claro que a cada uno le podría salir una recopilación distinta de esos años. En la mía también hubieran aparecido The Man From Delmonte, pero bueno, también reconozco el sorprendente e inmenso acierto del tema de The Clouds incluído, por poner un ejemplo.

Respecto a The Man From Delmonte, este finde rescaté un video con un concierto suyo que da verdadero PÁNICO, el concierto es estupendo y caótico. Con la bajista embarazada de no menos de siete ocho meses, y rodeada de una multitud que canción tras canción asaltaba el escenario para bailar y abrazar al grupo, absolutamente delirante.

En cuanto a Paquita Burete y su afirmación sobre que los flexis y fanzines sí eran indiepop........bueno, yo también guardo decenas de ellos por casa, pero tampoco nos pongamos integristas, que de ahí pasaremos a la máxima reivindicación de las cintas recopilatorias y.....en fín, todo era indiepop. Lo cual no quita para que comparta tu deseo de tener en cd un montón de flexis que rara vez escucho por tener a dañarlos...

Saludos,
Manuel Soleado

Paquita Burete dijo...

Ah!

Mesolvidaba decir que, de todas formas, y con sus omisiones obvias, etc, etc ... me parece una recopilación bien chula!!!!!

Karpov Shelby dijo...

Bueno Joan, si lo de Man From Delmonte duele, y lo de muchos más. Supongo que también habrá sido una cuestión de disponibilidad de derechos, etc.

Manuel, efectivamente poco nuevo aporta. El disco es una recopilación de hits cuyo mayor interés es tenerlos a mano en cedé por si una tarde te apetece escucharlos del tirón sin tener que estar revolviendo. Eso y las notas interiores que tienen un formato bonito y hecho con mucho cariño y conocimiento de causa.

Creo que su intención es sobre todo introductoria y, en ese sentido, para hacer nuevos adeptos como decía Joan viene muy bien. Y es bien chula, sí. Yo estoy totalmente a favor.

Siguiendo lo dicho por paquita (experta en esta materia),la solución buena en esto creo que sería hacer un par de box sets, como se hizo con el nuggets, con un libro, con los flexis, con las maketas, fotos, textos, entrevistas y eso. Y que creo que lo veremos, además, ojo.

Por cierto, CD-Drome en Madrid ha agotado existencias del CD. Y en una semanita, según contaban ellos.

jesus miguel dijo...

Mañana traen más copias a CD-Drome, al menos eso me acaban de decir. ¡Qué si que salen los chesterfields!

Karpov Shelby dijo...

Es verdad! Vaya fallo!

Fracncisca Pulla dijo...

Y ahora que está de moda... ¿Para cuándo la fiesta C86 en Madrid?

Nacho dijo...

No se si se publico un mensaje anterior.... pero repito... Como ya le comente un dia por la calle, el día 25 de noviembre tendremos en el Neu!Club (Galileo 100) a los BMX Bandits y luego a los Teenage Fanclub pinchando en nuestro particular homenaje al C-86.
Por cierto, sr karpov, otra cita de su agrado en el club será la presencia de Momus el próximo día 16 de diciembre.
Por último, yo también entre por la puerta de cd-drome y me dijo Cesar: "tengo algo para tí".. y compre, disco chulo si señor.
Saluti!

Karpov Shelby dijo...

Nacho, allí nos veremos. Lo tenía apuntado desde el día que te vi por la calle. Si la fatiga de un día en el campo no lo hubiese impedido, hubiese estado en los Suburban Kids... pero.

Lo de Momus no hace más que producirme un inmenso placer. Pero ya nos veremos antes en lo de los Bandidos!

Francisca Bronaza dijo...

Karpooooooovvvv !!!! Tengo algo pá usted y pá el Sr Enriqueeee !!!!

PEASOS CDs los de The Times y PEASO joya el de Revolving Paint Dream.