10 marzo 2006

Tender Forever. El amor y la poesía eran algo muy parecido a esto...



La imaginación es una membrana rara y delicada que necesita de una cantidad equivalente de dulzura y fortaleza. Las formas estables y fijas combinadas con la liviandad líquida y cálida acaban dialogando hasta encontrar una formulación peculiar de la armonía. En este sentido, si hay algo que puede aportar la irrupción masiva de la feminidad en el mundo del pop es una nueva sensualidad en la que la furia y la calma se mezclen para dar forma a una sensibilidad intensa, desenfadada, próxima y real. En este microcosmos sentimental, más humano y realista, la intimidad no está reñida con el ruido y, la dulzura y la ira pueden convivir en soluciones de continuidad capaces mostrar caminos nuevos y necesarios. Melanie Valera sería una perfecta exponente de esta nueva actitud que parte de la base de que la existencia es múltiple y paradójica. Es una más de tantas y tantas chicas que se embarcan en el viaje creativo asumiendo las nuevas incertidumbres de la postmodernidad sin complejos, sabiendo que las más de las veces la dulzura no sólo acumula ingentes cantidades de materia imaginante sino que sirve como inmejorable principio de subversión en tiempos de parálisis personal y confusión social.


Melanie Valera es la nueva protegida de Calvin Johnson, es una estrella emergente en la galaxia K Records y supone el perfecto antídoto contra el insulso pop global cuyo diálogo con el eterno femenino termina en las superciales CocoRosie y su teatrillo de variedades moderno. Gracias a la certera y apremiante recomendación de Paula he llegado a descubrir las canciones de Tender Forever, con sus arreglos modernos, sus escarceos con el micro-electro-pop, y sus incursiones en formas próximas al hip hop, pero, sobre todo, con su increíble belleza. Para Melanie, nacida en Burdeos, la vida debe ser una aventura insólita; y, en consecuencia sus canciones manchan con alegría, sinceridad y melancolía. En el primer LP de Tender Forever, proyecto personal e intransferible de Melanie, encontramos la dulzura inteligente de Mirah, estribillos hermosos y canciones artesanales. Encontramos palmas, melodía y la templanza de ánimo del que se enfrenta al mundo armado con una pandereta de juguete.


Tender Forever es cautela, es hermosura, es poesía y es un pop delicioso, arty, cuidadoso. Son canciones dulces, ocasionalmente caóticas, de melodías desmontables (que no deconstruídas, eso lo dejamos para las hermanas Cassady) que invitan a acurrrucarse, a jugar y a amar la existencia tal y como viene. Invitan a reir y a llorar y a dar palmas, taparse con la almohada o rapear al salir de la ducha. Muchos lo llamarán lo-fi. Pero el registro es otro, uno de mayor alcance que se desprende del amor por las sensaciones reales y los sentimientos sencillos y sólidos; es el lirismo puro y directo que encontramos en grupos como Dear Nora o en las míticas Softies. Tender Forever deescubre ese mundo de fantasía y dignidad cotidiana (en ocasiones aparece la sombra de la última Ana da Silva, cual hada punk buena), la fuerza de la dulzura y la fortaleza de la fragilidad; pero también vislumbra las decepciones, la inquietud y la vulnerabilidad; la búsqueda de nuevas preguntas ante respuestas anquilosadas... Este primer disco es un viaje maravilloso hacia una forma especial de ver la vida que pasa por asumir una siceridad íntima, es un manifiesto y un gran salto adelante para esa parte del riot-grrrl punk que ha descubierto que, para poder seguir manteniendo postulados hardcore que sean a la vez humanos, es necesaria la sensualidad y el juego ofrecido por esa otra parte soft que todo el mundo atesora. Para dogmáticos y dogmáticas, tanto jugueteo resultará incómodo. Todos aquellos que asuman que las revoluciones tienen mucho que ver con el amor, los que sepan que el ruido necesita del silencio y la certeza de la duda adorarán a Tender Forever (la propia canción homónima es todo un manifiesto) y se maravillarán de la sencillez en poner música y desparpajo a estas ideas.


Plagado de canciones bellísimas, The Soft and the Hardcore es un disco que transpira alegría por la vida. Y la vida, como la imaginación es dúctil, hermosa, triste y quebradiza. Un milagro incierto y una bola de fuego. Así que, finalmente, el amor y la poesía eran este sentimiento íntimo, pequeño y doméstico que es el que posibilita la aventura, la belleza y la realidad. Perfecta síntesis de esas nuevas ideas, nuevas sensibilidades y nuevas creatividades femeninas que dotan de fuerza a un género que parecía agotado. Pólvora de colores para disparar canciones que, en las manos adecuadas, están demostrando que el entusiasmo y la ausencia de complejos puede servir de insólita bomba-H contra las convenciones, las ideas preconcebidas y las maquinaciones de unas estructuras que sólo pueden ofrecer una rigidez carente de suavidad que, por otra parte, nada tiene que ver con la auténtica fortaleza.


Tender Forever estará tocando el 7 de abril en el festival South Pop de Sevilla y el 3 de junio en el Primavera Sound en Barcelona


3 comentarios:

señor botibol dijo...

Pues si, están bastante chulas las canciones de tender forever, eso fue lo que me sorprendió durante su concierto,porque al principio,al ver que llevaba todo pregrabado, hacía muchos aspavientos, y con el look post-moderno, enseguida pensé que iba a ser un timo idem.Pero poco a poco me fue enganchando, porque había unas canciones detrás que daban sentido a toda las performances de arrastrarse por el suelo y jugar con el público.
Después hablé un rato con ella de lo flipados que estábamos los dos con la primera visita a nueva york (me hace gracia la foto que has puesto con el Sr.Andersen, yo me hice una parecida, mas o menos por las mismas fechas, pero en la mía sale el pato)y de lo malvado que era el alcalde Gallardón, y es realmente tender.
Pero vamos, que os recomendé su disco hace eras y una vez mas no me hicisteis ni puto caso, ha tenido que llegar la chica esa del blog de los soniditos para que lo escucharas.
Por cierto, ya que estoy, kaken's,esos discos vanguardistas que os grabé hace meses ¿los habeis escuchado? Por lo menos me podriais haber dicho que os parecieron una puta mierda, algo.

M. E. Herrero dijo...

Es verdad que nos diste la brasa con esta hace ya tiempo, Sr. B. A mi no me mola, no me parece ni cursi, me parece Alemana, que es peor. Lo de los discos vanguardistas creo que ni me han pasao cerca, y si no preguntas, no se te contesta.

Ánimo.

Karpov Shelby dijo...

Pues tienes razón, Botibol, pero el caso es que como a tu regreso de NYC nos hablaste de tantas chiquitas indies y tantas fans de K records, no memoricé el nombre de ninguna en especial. Recordaba mejor el concepto de multitud femenina indie... Aceptado el tirón de orejas por no hacer caso de las recomendaciones de los amigos, en cualquier caso.

Ante la severidad de Marcos E. Herrero sólo puedo decir que parecería más alemana si no tuviese canciones detrás de los arreglos, lo que no es el caso. Me recuerda más a una Mirah moderna o a Rose Melberg trip-hopeando que a Lali Puna. También es cierto que, mirado desde la más estricta severidad rock, la chica no es nada rock.