30 abril 2007

Nuestro pequeño mundo


Poca duda cabe de que Spicnic es uno de los sellos más deliciosos que ha habido jamás por estos pagos. Sus aciertos y sus errores han terminado por dar forma a un microcosmos particular en el que la inicial fascinación por los sonidos ramonianos y el rockabilly sideral ha ido mutando hasta transformarse en una estética(y ética) tan insólita como inevitablemente autóctona. Ellos han sido, por talento y vocación, una particuar Escuela Bruguera en versión tecno-billy y justo es que, de una manera u otra, se les reconozcan sus méritos.




La aventura de Spicnic es la pasmosa narración del triunfo de la fantasía ante la adversidad del entorno. En su curiosa peripecia, estos particulares maestros de la miniatura han sabido aúnar la testaruda heroicidad de un Ed Wood, la trágica genialidad de Joe Meek, el futurismo descabellado de sus adorados Sigue Sigue Sputnik, la neurasténica sinceridad de un Morrisey o el siniestrismo rock de los hermanos Reid. Pero también han creado galerías subterráneas menos obvias, salidas secretas en el laberinto referencial que forman sus principios fudacionales que llevan al rock primigenio, al punk más percusivo y tribal, a Bo Diddley y mucho más lejos. A ellos les debemos, en gran medida, disfrutar hoy de Hello Cuca y de Espanto o haber podido vivir espejismos mágicos y breves como el de aquel grupo que se llamaba Los Muebles que nos iluminó con su cavernicolismo adolescente.






Por eso, nunca está de más recordar las excelencias de este curioso micro-sello. Bienvenida sea, por tanto, la recopilación de algunos de sus momentos estelares, que editará en breve el sello Subterfuge con el título de Sigue, Sigue Spicnic (Subterfue, 2007). Vamos a olvidar, por un minuto, que lo ideal hubiese sido contar con un sampler especialmente montado para la ocasión (como aquel Spicnic en No Mundo) y pensemos que servirá para devolver a la actualidad a un sello que es parte esencial de la historia del pop de este país. Por ello, Karpov! les presenta a todos ustedes
(en exclusiva, oiga) el delicioso artwork, obra del simpar ilustrador Mario Feal, y el listado de las canciones que darán forma a una colección bien pintona y resultona. Pero también quiere, desde aquí recordar a los señores de Spicnic que lo suyo será, el día de mañana, sacar una caja bonita y generosa, con canciones inéditas chulas que tengan guardadas por sus cajones. Y no sólo de Parade, no, también del resto de las estrellas asociadas en esta nebulosa que ha iluminado durante más de una década nuestro pequeño mundo.


18 comentarios:

luis dijo...

A mí, que nunca me harto de ser fan de spicnic, me da un poco de pena que esto lo saque subterfuge. Las canciones molan y el artwork también, pero todo junto tiene como un punto de exhumación chunga.

Karpov Shelby dijo...

Ay, amigo Luís, qué sabias palabras. No he querido ponerlas yo para no sacar punta a una cosa que se me antoja bonita en su 90% (me niego a coneferir al sello del diablo tanto poder corruptor como para hacer perder propiedades a estos genios) pero sí, es un poco chungo que lo saque subterfuge.

Doggy dijo...

Es chungo, indudablemente, pero no sólo porque lo saqué la disquera del ex excéntrico millonario. Que, en ese plan, lo podía sacar que sé yo, un Blanco y Negro o un Universal. Es una especie de Grandes Éxitos -con exceso de Parade y del mediocrín Calígula- para no-fans de Spicnic, ¿no? Y, si me apuras, como dice Luis con tufo póstumo. Fíjate, yo éste ni me lo bajo. Pero coincido con el snob cronista en solicitar una cajita con rarezas y gemas secretas. Y que la saque Spicnic. Muac muac!

Federica Pulla dijo...

Bueno ... tampoco es tan grave que a Carlos Subter le apetezca sacar un recopilatorio de un sello del que es FAN. Al fin y al cabo, les ha dado a Spicnic libertad TOTAL para elegir las canciones y la maravillosa portada de Mario. Otra cosa es que lo hubiera hecho chusqueramente - que no ha sido el caso.

Si esto ofrece un empujoncito más y siempre necesario al sello, pues bienvenido sea !!!!

Doggy dijo...

¿FAN? Ja jajaja....

DamagedGoods dijo...

Qué grande Mario, yo creo que me lo voy a comprar aunque sea solo por la portada.

Federica Pulla dijo...

Oich!

Telefónica me traiciona.

Doggy, fue Carlos el que pidió a Spicnic la autorización y las canciones para este disco. No creo que lo hiciera si pensara que es una patata.

A los Spicnic no se les hubiera ocurrido sacarlo con sus escasos medios, pero ya que Subter lo financia ... ¿por qué no hacerlo?

Y la cosa no queda aquí. En breve, un maravilloso doble CD de ese genio que se esconde bajo el nombre de PARADE. Un disco recopilatorio y otro LLENO de rarezas.

Si esto sirve para llevar a Spicnic y a su gente a un público más amplio, bienvenido sea. Si, en cambio, Carlos y Gema dejan que se conviertan en carne de Carrefour a 5 euros cada uno en un mes... echaremos la culpa al desinterés del público y a la piratería.

Mientras tanto ... ¡¡¡¡¡ larga vida a Spicnic !!!

Luisa Higo dijo...

¡Qué cosas! Los Spicnic buenos en manos de ese sello tan chungo. Digo yo que sus razones tendrán y que serán buenas. Seguro que nos lo cuenta Federica muy pronto. Pero, por lo pronto, da cosa.
La portada no me parece tan guay. Será porque me parece tan vintage... y el vintage atufa tanto... Ah, también me descoloca porque la señora que está en el medio parece Manolito, pero con moño. ¡Si hasta le ha puesto la peca!

Doggy dijo...

Ja ja ja!! Es cierto lo de la peca, Luisa... Y, Fede, escucha, al "larga vida a Spicnic" yo doy tres hurras y un ¡bravo! Pero no me cuentes películas:

"Si esto sirve para llevar a Spicnic y a su gente a un público más amplio, bienvenido sea."

Pues vale, tío, pero ese "público más amplio" es pan para hoy y hambre para mañana y, además, le suda el miembro la música y lo que significa Spicnic.

"Si, en cambio, Carlos y Gema dejan que se conviertan en carne de Carrefour a 5 euros cada uno en un mes... echaremos la culpa al desinterés del público y a la piratería."

Serás tú el que haga un blame it on the boogie. Yo, reitero, esta mierda ni me la bajo.

¿El Parade ese tan genial se canta algo en gregoriano en el cd de rarezas? Es por bajármelo...

Federica Pulla dijo...

Mmmm... no creo que Parade cante nada en gregoriano, pero la verdad es que un pedo de Parade tiene más valor que una gran parte de las bazofias que cualquiera puede escuchar en estos mundos de hoy.

Sobre lo de "pan para hoy, hambre para mañana"... bueno ... si es que la cosa está tan chunga no hay ni pan para hoy, con lo que "el hambre para mañana" no llegaría de sorpresa...

Peor es el estado de muchos sellos indies nacionales que se creen el ombligo del mundo y la quintaesencia del Universo, sin darse cuenta de lo MALOS que son y de la BASURA insustancial que están generando.

Doggy dijo...

Correcto, Fede. No obstante, no me consuela el mal de muchos, ¿a vos sí?

Gerardo Amor dijo...

¿He leído bien? ¿Carlos Subterfuge se ha echado otro pedo?

http://www.fortunecity.es/salsa/flamenco/243/

Reverendo Justin Crowe dijo...

Coincido con Federica, el recopilatorio de Spicnic con subterfuge está bien. Lo han hecho exactamente como desde Spicnic le han pedido.

A éste sello siempre le ha faltado una buena distribución, una presencia en revistas y radios, y Subterfuge en este disco se lo puede proporcionar.

Sin el animo de hacerse superventas (ya se sabe que no), simplemente porque puede llegar a interesar a gente que de otra forma no se enteraría.

Pero me temo que por aquí hay unos cuantos con bastantes prejuicios personalistas o elitistas.
Me da la impresión que si éste cd lo sacara Tragadiscos en una edición limitada de 100 copias a la venta solo en Bang! y Cd-Drome, no se estarían leyendo algunas opiniones anteriores.

Un saludo

Reverendo Justin Crowe

Jesus Miguel dijo...

A los fans de los Muebles y de Aitor en particular les informo que me encontré al susodicho en una tienda de discos guipuzcoana el pasado lunes y me dijo que está ensayando con otros dos chicos y que ya tienen siete canciones. A ver si no les vence la pereza.

360º de Separación dijo...

Joder, cómo sois algunos.....

A mí Carlos, ese elemento, me resbala. Subterfuge es el producto que él ha querido crear, y a muchos no nos gustará, pero bien que hemos ido adquiriendo los discos de Fresones, Cola Jet Set, BMX Bandits, Mercromina, Vegetales....mira que sois puñeteros.

Yo me compraré ese recopilatorio el día que esté tirado de precio, porque tengo todas las canciones, pero me parece una idea estupenda y si sirve para hacer un nuevo fan de Spicnic ya habrá cumplido su cometido.

Como decía el Reverendo Justin Crowe, mucho prejuicio y mucha tontería hay por aquí....

Saludos,
Manuel Soleado

Karpov Shelby dijo...

Desde luego, si este recopilatorio sirve para que Spicnic logre el reconocimiento de público y crítica que en justicia le corresponde, yo lo doy por bueno, buenísimo. De eso que no quepa duda.

Y si anima al sello a sacar nuevas referencias propias ya ni digamos.

La portada de Mario Feal, Luisa, me parece bonita, acertada y graciosa. ¿Vintage? Sí, pero en línea con el espíritu del sello.

También estoy con Manuel y con Federica, si sirve para hacer un sólo fan de Spicnic ya está bien hecho.

Y tampoco negaré al Reverendo Crowe lo de los prejuicios. Pero ahí sólo entono un mea culpa muy relativo, que basta mirar el catálogo Subter para ver cada cosa...

Y tres hurras también por cualquier resurrección de la saga Muebles y Bananas!

Federica Pulla dijo...

Karpov,

Tu muñeco del tiempo está pedo. ¿Nubecillas y solecillo en Madrid? jaaaa, jaaaaaa, jaaaaa

Doggy dijo...

Indudablemente yo los pedos me los tiro mucho mejor que todo eso. Sin ir más lejos, ayer me tiré un montón de ellos de bellísima resonancia, cosas de la digestión de una excelente fideuá con almejas y cigalas que me trasegué con mi señora. El grandes éxitos este de explotación podrá salir en formatos nunca vistos y con portada hecha a mano por un niño del tercer mundo, o como dice el acomplejado Reverendo, y seguiré sin bajármelo porque tengo todas las canciones, algunas de ellas en distintas versiones (salvo lo de Calígula 2000 que es, toda su discografía, una puta mierda indigna del talento de Nacho). Lo cual no quita para que yo sea prejuicioso y tonto... De hecho, ahora, con la tontería, me voy a tomar unas tostadas con aceite oyendo a Meteoro. Salud!