11 abril 2007

Miercoles con Federica. Pistoletazo de salida





Mucho se ha hablado de la capacidad de las listas de noticias (antes) y de los blogs (ahora) para unir a grupos de personas de gustos y pareceres similares como, por ejemplo, a los amantes de un cierto tipo de música, a los seguidores de una cierta estética, o a los simpatizantes de una determinada forma de ver la vida, como pudiera ser nuestro caso.


Pero lo que más me llama la atención de esta maraña electrónica no es precisamente este sentimiento de buenrrollismo que nos inunda, sino todo lo contrario. Lo que más me interesa es la mala baba de las personas que, en un esfuerzo incansable por mirar lo que unos y otros dicen en la red, utilizan cualquier comentario para meter cizaña, analizando e interpretando de la forma más retorcidamente posible las opiniones ajenas.



Pero esto no es nada nuevo. Ya en la primigenia vida de las listas de música, pudimos presenciar aquellos impagables rifirrafes entre personajes de la movida indie española, salidas apresuradas de miembros, cierres repentinos de boletines de noticias por situaciones límite y varios boicots que ponen de manifiesto la voluntad terrorista de algunos participantes y el resultado positivo de estas acciones para echar al traste a más de una lista. ¿Alguien recuerda las pullas y diatribas varias contra Felipe Fresón? ¿Las movidas de Darío Vico y sus diferentes reencarnaciones? O, sin ir más lejos, las diferencias entre Marta Twee y Manuel Soleado o la reciente movida de Karpov contra el entorno Zurdo por un simple comentario de un concierto del artista madrileño. En definitiva, espectáculos bochornosos que, lejos de utilizar este tipo de contactos electrónicos más o menos directos para lograr algo positivo, no hacen otra cosa que poner en duda la utilidad de estas listas para – en un ideal totalmente utópico -, lograr algo positivo y conjunto. Claro, que aquí también está la salsa de muchas recetas. Si todo fuera bonito y dulce, la cosa empalagaría muchísimo, con lo que un poquito de sal y vinagre a veces no viene mal. Tampoco voy de adalid del nuevo movimiento paz-y-amor-hermanos, sino que me quejo de las cosas que, llevadas a un límite, conducen a situaciones desagradables y de patio de colegio.



Y que conste que yo también he sido fruto de esta descontextualización desmesurada. Les cuento: un día, se me ocurrió decir en una lista de música que a mi me gustaba (y me sigue gustando) el realismo antes que lo imaginario. En todos los campos. Un buen documental sobre las miserias del mundo antes que una estupidez de ficción. Una canción de McCarthy antes que una tontería vacía de sentido. Pet Shop Boys millones de veces antes que Take That. Y se me ocurrió mentar a un artífice de grupos inventados e imaginarios: MIKE ALWAY. Mira que admiro la capacidad de este inglesito para – en otros tiempos – descubrir valores, pero no puedo soportar su falsa portada, la doble lectura de sus creaciones y su pose de esteta supremo. Pero debí nombrar al diablo, o a DIOS, porque la esposa de un hasta entonces amigo, decidió llevar extrañamente dicho comentario a su terreno para decidir de forma unilateral que era hora de poner fin a nuestras relaciones. Y eso ocurrió hace ya cinco años. Ya ven ustedes hasta qué punto pueden llegar las cosas.



O sea, que vigilen mucho lo que escriben, porque siempre puede haber alguien por ahí que, aunque jure y perjure que nunca lee lo que otros dicen, puede estar vigilando para, en un momento dado, hacer el máximo daño posible. Se lo aseguro.

Federica Pulla



9 comentarios:

Jesús dijo...

Ja ja ja...

Jesus Miguel dijo...

¡Federica! te han clavao en el retrato

alex dijo...

Pues que nos vigile quien quiera, y si luego se enfada o nos critica, seria muy triste por su parte. Cada uno es libre de opinar lo que quiera sobre quien quiera siempre con respeto. Y en tu caso en particular ¿habeis hecho ya las paces?

saludos,

Federica Pulla dijo...

Pues no, Alex. Después de cinco años mi ex amigo no ha dado señales de vida en ningún momento. Ni una explicación de su parte, ni una llamada, nada de nada. Ya te cuento que su señora esposa utilizó el comentario sobre el señor Alway como si se tratara de algo propio y personal y ella solita - en un afán incomprensible por depurar las amistades de su esposo - decidió romper todo. La persona con la que se supone que tenía cierta amistad siguió su mandato y no se dignó en ningún momento a dar la cara. ¿Miedo? ¿Cobardía? ¿Obligación? Aún me lo estoy preguntando.

Es la cosa de no leer nunca lo que los demás dicen en Internet e interpretar correctamente las cosas, ¿verdad?

360º de Separación dijo...

Bueno, es lo que tienen los malentendidos (utilizados con mala fe o no). En cualquier caso estoy con Alex, que lea el que quiera, de todos modos creo que las cosas aquí debieran de ser menos problemáticas que cuando pululabamos por las listas donde las relaciones terminaban convirtiéndose en personales.

Por cierto, ¿no molaría una biografía no autorizada del señor Alway? No sé cómo habrá terminado con Siesta, pero el otro sello con el que ha tenido relación en España no creo (seguro) que guarde buen recuerdo de él.

Saludos,
Manuel Soleado

Karpov Shelby dijo...

Bueno, es que los discos que le colocó Alway a los de Mushroom Pillow no tenían nombre, Manuel... Eran una auténtica tomadura de pelo.

Los peligros de Internet son muchos, pero por lo general las cosas siempre se acaban arreglando en persona. Que es como se tiene que hacer ni posts, ni mails, ni nada de esto... Eso si, a ver si Federica & co. solucionan lo suyo. Que tampoco será tan complicado , creo yo.

Lo de Mike Alway estaría MUY bien. De todas maneras, yo estoy dispuesto a romper una lanza por el Sr. Alway en lo estilístico SIEMPRE.

Nerona dijo...

¡Qué poca pulla, Federica!

federica pulla dijo...

Si a mi los principios del Sr. Alway me parecen admirables... sus descubrimientos para sellos tan importantes y esenciales como Cherry Red y Blanco y Negro fueron tremendos, y los principios de las aventuras con EL ofrecieron discos y momentos sublimes. Lo que ocurre es que luego la cosa fue degenerando, y lo que en un principio fueron espejos de delirios varios empezó a tomar tintes un tanto sórdidos, y de descubridor de talentos, empezó a transformarse en una especie de charlatán buscavidas con intenciones un tanto oscuras, sus trabajos comenzaron a rezumar un cierto tufillo a nosequé queseyó y sus dobles lecturas empezaban a mosquearme un poco. Que me parece muy bien que se hagan, que los diseños son curiosos, que la idea está bien, pero la repetición de un patrón CANSA. Y las últimas iniciativas son patéticas, por no contar la más reciente trayectoria del sello EL que... en fin ... da pena ...

Jesús dijo...

Estoy con la Nerona, Fede, estrújate más la tonsura. Que para lo otro, en lugar de lloriquear por los malentendidos de la Red, tendrías que coger el toro por los cuernos (con perdón) y hablar in person con el susodicho, como bien ha señalado Anatoli. Porque después de tantos años sangrar por la misma herida... Más parece el "prontístico" "Que hubiera sido de mi vida si aquel gran amigo no se hubiera plegado a los caprichos de aquella bruja". En fin, a ver quién es el primero que me malinterpreta y la lía... Besos!