08 abril 2007

Arte al alcance de todos



Fín del parentesis primaveral. Han sido unos días de placidez, contacto con la naturaleza y sol que han permitido renovar el ánimo y recuperar vocaciones tardías. También han sido días de un poco de
indie-pop y, por supuesto, de discos perdidos y encontrados. Pero han sido los menos, no se crean.


LA VOCACIÓN TARDÍA. Hace muchos, muchos años, en unas vacaciones en van (es decir, camioneta) por la Inglaterra rural descubrí el relajante placer de tomar apuntes con acuarela de algún paisaje evocador, de un rincón pintoresco o un detalle típicamente típico. Gracias a los esfuerzos del afable Mr. Paul House (nada que ver con el dichoso doctorcito fashion), profesor de inglés de mi señor padre, atlético de adopción y fan de Los Who,para más señas, se me pasaron esas vaciones distraído con el pequeño objeto que amablemente puso en mi mano: la caja de acuarelas de viaje de Winsor & Newton. En muy poco tiempo, el diminuto cofre de pinturas se convertiría en uno de los fetiches de mi infancia tardía y una compañía habitual en mi primera adolescencia.




La caja en cuestión contenía (y contiene) doce pastillas de acuarela y un minúsculo pincel. Perfectamente portable (aún hoy en día es más pequeña que muchos móviles) ofrece la oportunidad de dejarse llevar por la veleidad artística en los lugares más peregrinos. No en vano aquel verano de campiña druídica y brit lo pasé pintando paisajitos, aquí y allá, en cuadernitos primorosos que deben haberse perdido para siempre en el maelstrom de armarios domésticos que sólo la señora Karpova Madre está llamada a navegar. La caja acompañó muchas tardes de tedio estival y alguna que otra vacación apocalíptica por los Pirineos, con toda la progre-familia karpov! en busca de la Esencia del Románico y de un hipotético Sentir Hispánico Primigenio que estuviese libre de cainismo guerracivilista.




Por ello cual no sería mi sorpresa cuando, hace unos meses, paseando con D. por Chamberí descubrí que la marca británica seguía comecializando sus sketcker's pocket box. Tanto debí abrir los ojos ante el escaparate de la papelería de la calle Carranza que, a los pocos días, la amable D. había empaquetado primorosamente el ansiado fetiche junto a un cuadernito Claire Fontaine (esos de las caritas de esfinge, si). No podía haber pensado en un regalo mejor, la verdad.





Sin embargo, con tanto indie, tanta tontería, tanto salir y entrar y, la verdad sea dicha, tanto trabajo de oficina, no había encontrado el momento de recuperar la supuesta mano pictórica. Ha sido la brisa mediterránea, el solecito y la lejanía a la fatídica computadora la que ha propiciado la visita de una pequeña musa. Ni que decir tiene que nada más llegar a Madrid, me he lanzado al escáner más próximo para compartir este momento karpov! (sí, bueno, soy el primero que es consciente de su componente de paisajismo dominguero) con todos ustedes . Sobre todo con Luis, que es quien más lo disfrutará.




EL DISCO ENCONTRADO. El maravilloso LP solitario de Gregory Webster para la legendaria disquera Vinyl Japan. Estaba acumulando polvo en los estantes de CD-Drome, Barcelona. Compendio de pop pluscuamperfecto, ecos de los deliciosos Razorcuts, más ecos de los sublimes The Carousel... este disco era una de las piezas que faltaban en mi colección. Una auténtica maravilla plagada de hermosura que, según sonaba con los paisajes de un soleado Empordà de fondo, me recordaba, no se por qué, a la exquisita canción de Brighter, British Summertime. Y, ya que hablamos de Brighter...






UN POCO DE INDIE-POP. Del canónico además. Eso es lo que contiene el maravillosos CD-EP de los Harper Lee para Matinée del año pasado. He holds a flame es una exquisitez mínima, repetitiva, cenutria y hermosa de esas que, si eres fan de Keris Howard,te llegan al alma y permanecen allí para siempre. No, nada nuevo bajo el sol, amigos. Sólo la dosis justa de melodía, melancolía y canciones mínimas para mitigar esa tristeza vacacional y marina que nos da a los de ciudad cuando salimos.



5 comentarios:

luis dijo...

Pues aquí estoy, ¡a comentar el primero!. Ay la acuarelita, ¡que no sabes lo que dices, David!... pues nada, nada, has vuelto a dar en el clavo de este mini-universo que tenemos a medias tú y yo.

De todos modos la que yo practico tiene un poco de trampa: los famosos lápices acuarelables, que fueron lo único bueno que me quedó de aquella absurda carrera que estudié en la juventud. Yo uso unos normalísimos, pero carísimos y, sobre todo, portabilísimos. Lo que siempre he echado en falta es que no hubiera un pequeño espacio en la cajita para meter dos o tres pincelillos, pero bueno...

Y sí, claro, como un loco he disfrutado este post. En cuanto te descuides te monto una exposición.

Abrazos.

Federica Pulla dijo...

Oh! Calitas soleadas, playitas desiertas... casi como en Madrid ... frío casi invernal, lluvias salvajes... no sé lo que podría haber hecho con una caja de acuarelas por estos lares ...

Respecto a lo del Webster, fíjate tú por donde, cuando salió ese disco lo pusieron VERDE por soso, ñoñi y por no estar a la altura de las simpáticas cancioncillas de los Razorcuts. Cosas de la vida. cuando uno se ensimisma y deja de lado los momentos dulzones para dedicarse a historias más interiores le ponen a caldo.

¿Para cuándo el merecido repaso al Duffy?

Federica Pulla dijo...

Un corto ESENCIAL. Divertido y mordaz como pocos:

http://62.37.234.3/encorto2/sala/video.asp?corto=-1574653483#

capitán iglo dijo...

Qué post tan evocador. Me ha recordado al verano en que tuve que elegir entre una caja de pinturas o un equipillo de buceo (gafas y aletas, nada de pinchos). Llevaba todo el curso obsesionado con las pinturas, pero cuando nos fuimos a la playa, después de muchísimo agobio por darle tantas vueltas, me decidí por el equipillo para poder bucear con los colegas. Ya veo que tú escogiste la opción artística e introspectiva. Yo también lo pasé muy bien ese verano.

Y ya os vale, aquí siempre se queja alguien sobre el mal tiempo. Pues a mí, que en febrero lamentaba que nos hubieran tangao el invierno por la cara, este tiempo capitalino genuínamente semanasantero me ha pagado una parte de la deuda. Tranquilos, ya habrá tiempo para pasar calor y comprarnos unas chilabas.
Hablaremos en agosto, si no se han derretido las teclas.

Anónimo dijo...

David!!!
Es genial que vuelvas a dibujar. Es un placer al que me parece de lo más agradecido que te dediques de nuevo. Y son muy bonitas tus acuarelas.
Yo por consejo de mi ex japo paso ratos dibujando otra vez. No se a que se debió nuestro abandono (el tuyo y mío digo);)
Si por un casual tienes Myspace agrégame, yo he puesto mis cosas en esta dirección hasta que tenga una web donde colgarlas, y así de paso me comunico con los compis de aquí y de Londres:
http://profile.myspace.com/index.cfm?fuseaction=user.viewprofile&friendid=176883557

Escríbeme!! (tengo tu email perdido entre la multitud de páginas de entrada antiguas).

and keep it up!

Alvaro