13 marzo 2007

Una nueva prensa musical


Esta semana no tendré mucho tiempo para reflexiones y digresiones pero, como tampoco me apetece dejar de enredar en este minusculo rincón de la blogosfera, les voy a dejar una perla que merece quedar colgada aquí. Trata del siempre espinoso tema de la prensa musical. Yo no se que es lo que pasa pero, desde que soy pequeño, siempre he tenido en la boca la frase la prensa musical es una mierda. Y es posible que lo sea, de verdad, pero cuando uno dice muchas veces lo mismo, al final duda. Por eso alegra encontrarse reflexiones como la que les adjunto.


La reflexión en cuestión la hacía zinc alloy en su blog B'dum B'dum, reseñado puntualmente en estas páginas desde el mismo día de su nacimiento. Ya la había visto hace unos días, lo que sucede es que, el otro día, leyendo en diagonal la prensa gratuíta me acordé de estas palabras. Menuda farsa más grande. Lo peor es que está generalizada y globalizada. Basta con leer el Mojo u ojear las páginas del Plan B para darse cuenta. Eso si son muy finos y no quieren bajar hasta las cavernas que son el RDL o el Mondosonoro, por poner un par de ejemplos significativos pero ni aislados ni únicos. No es que uno encuentre estulticia, amiguismo, payolas o papanatismo. No, eso se podría perdonar, porque es corriente, moliente e incluso previsible. Lo que llama la atención es la ausencia flagrante de pasión, delirio y caos. Locura, ruído, aunque sea de mentira...




Si uno se lee el famoso libro de Nick Cohn, la conclusión que saca (la única, por cierto) es que los datos, los hechos, los detalles, acaban por dar exactamente igual en la prosa-rock. La mente humana se queda con lo anecdótico, lo pasional y chalado. Para eso está el rock ¿no? Bueno, pues cuénteselo ustedes a todos los que este mes firman, de su puño y letra y con su nombre propio, que el disco de los Arcade Fire es una obra maestra. Y en todos los suplementos modernos gratuítos. Luego lean esto que les pongo a continuación. No, no hace falta que escuchen el disco. De verdad, es una mierda. Y, si, desde que éramos pequeños estamos igual ¿Una nueva prensa musical? Vean lo que dicen por ahí...


Como aficionados, debemos exigir que quienes escriben sobre música sean también aficionados. Verdaderos aficionados, no profesionales, ni periodistas, ni "reponedores de estanterías". Basta ya de ruedas de prensa articulizadas. No podemos caer en el engaño de la, así llamada, "prensa especializada". ¿Especializada en qué?, la pregunta tiene su miga. En medio de la inundación musical, cada vez es más necesario que se hable de verdad sobre música. Que se hable con alma, que se hable desde la parcialidad que da la pasión y no desde la parcialidad que dan los poderes que, por detrás de esas casi trescientas páginas mensuales a todo color, nos hacen partícipes de su intercambio de cromos y el reparto de los beneficios que piensan conseguir con la next big thing, que llegará puntualmente a todas las tiendas de ropa y gadgets a primeros del mes de abril.

Por cierto, pongo esta cita para que vean que no sólo doy caña yo porque tengo mucha mala baba, estoy resabiado y soy un notas. Hay otros a los que lo de los fulanitos y los menganitos tampoco les acaba de resultar aceptable.


7 comentarios:

Gerardo Amor dijo...

¿Pero a usted le gustó el primero de los Arcade Fire?

Karpov Shelby dijo...

Bueno, sí. A mi el primer LP me gustó bastante, la verdad. Esa cosa épìca, esas subidas... pero ya se veía un poco la trampa y el cartón.

Lo que sucede es que este segundo es, directamente, una sucesión de arreglos ampulosos sin nada que lo sostenga (las canciones, vamos). Y se habla de obra maestra, etc.

Gerardo Amor dijo...

Pero si es lo mismo que en el primero, con las mismas trampas, los mismos cartones y también con las mismas melodías. No han cambiado nada, para bien o para mal.

Y del que le enlazo, ¿no piensa decir nada?

Karpov Shelby dijo...

Que si, que sí, pero una primera vez, bueno puede hacer gracia. Pero la repetición del chiste pues como que no. Además, el primero tenia canciones con más rollo, este no tiene nada. Es como lo de las CocoRosie.

De todas maneras, todo Arcade Fire se resume en la canción No cars go. Oñido eso, oído todo ¿que no?


¿Cual que me enlaza? No veo nada de nada...

MEH dijo...

va a ser el de los Hidrogenesse, el Animalitos...Pero bueno, está muy bien el artículo ese del badum badum, créditos al que se lo escribió. lo de los arcade fire es lo de que te pueden timar una vez, pero no dos...

Jurujuru Chimichimi dijo...

Sólo hay que ver quién escribe para las revistas de música para darte cuenta de la pandilla de descerebrados que dictan a la orden de payolas de cualquier tipo lo que HAY que escuchar (estoy pensando en tu amigo Darío Vico,por ejemplo, ejemplo de desequilibrio extremo hasta el punto de convertirse en el mecenas de Los Caballitos de Dusseldorf)

Puag!

Karpov Shelby dijo...

Sí, al nuevo redactor jefe de Rolling Stone se refiere usted ¿no? Y ése mecenazgo tan tétrico y tan poco sincero... ¡ay!