18 septiembre 2006

Tanto reir...


Fin de semana de locura en Madrid. Así son las cosas en la capital, amigos. Unas veces el tedio nos carcome pero, en otros momentos, todo es trepidación, pop y color. Llegamos al domingo tras una sesión de conciertos que nos ha traído a leyendas, meritorios, promesas por consagrar, artistas de culto consagrados, grupos buenos, grupos malos; y el resto de cosas que nos gusta encontrar cuando salimos: música, ruído, cotilleo... sí menudo viernes y menudo sábado. Aquí pasamos del todo a la nada. Pero es lo bueno de vivir en este carrusel ¿no? Unos días arriba, otros abajo y mientras siguen girando los discos y sonando la música. Podría ser mejor, pero también podría ser peor.¿Se lo cuento? Vale, se lo cuento. Allá vamos...

SCARLETT'S WELL y CRISTINA GEORGINA. Viernes 15 de septiembre. Sala Moby Dick



L
levaba tiempo esperando con muchas ganas la epifanía de Bid en nuestro país. Me he cansado de repetir a quien me ha querido escuchar que el nuevo disco de Scarlett's Well es soberbio. Sabía que su directo podía ser un espectáculo digno de ser recordado por toda la eternidad... Pues bien, finalmente pude comprobar que todos los esos pálpitos eran ciertos. Scarlett's Well estuvieron SUBLIMES. La barahúnda de buhoneros llegó a nuestros escenarios en plenitud de facultades. Dirigidos con maestra sabiduría, mano de hierro y modales de seda, por el caballero-fakir Bid, encantaron, encandilaron y fascinaron a partes iguales. Espectáculo de variedades, chamber-folk (Marcos E. Herrero dixit), dulces tonadas pop... misterio, diversión, magia y embrujo fueron mezclados con acierto en un espectáculo delicioso. Pese a que Bid sobresalió sobre el conjunto, qué duda cabe (esa voz de leyenda nos retrotrae aunque no queramos a los discos de los Monochrome Set), no hay que dejar de lado la simpatía de un grupo en el que la fantasía y la realidad se entremezclan y conviven con absoluta naturalidad. Fuimos trasladados a otros mundos gracias a canciones como Sweetmeat (EXCEPCIONAL), Willy Whispers, My Tender years o You Can't get the staff. Maravillosa Kate Dornan, cabaleresco Peter Momtchiloff, feriante y burlón el acordeonista Martin White y pizpireta Alice Healey... Final MARAVILLOSO con las versiones de He's Frank y Jacob's Ladder que no desemerecieron en absoluto el asombroso sonido de los Monochrome Set. Una AUTÉNTICA DELICIA. ¿Y Cristina Georgina? Al final, quedó en una intrascendencia bastante cuestionable, lo que demuestra que no todos los misterios soportan la exposición a la luz del día.


GRANDE-MARLASKA, BEEF y TARÁNTULA. Sábado 16. Sexto aniversario de la sala Nasti



Seis años, seis, lleva la sala Nasti dinamizando la noche madrileña, como diría un plumilla del RDL. Lugar de encuentro noctámbulo, escenario habitual de nuestro paupérrimo circuíto de conciertos, foco de cotilleos, de aventuras musico-festivas... esta sala es, para cualquier persona interesada por el underground madrileño, ineludible lugar de referencia. Más allá de acuerdos o desacuerdos pasados, presentes o futuros, la ocasión sólo merecía felicitaciones para el equipo responsable. Equipo que, con buen criterio, ha programado, a lo largo de tres fines de semana consecutivos, conciertos con algunas de la promesas más descollantes de nuestro panorama. Chapeau, pues para la Nasti crew en esta celebración. Así, en la primera ronda, hemos podido disfrutar de tres grupos que, por razones muy diferentes, están en la cresta de la ola, en boca de todos, en la pomada... Los Grande-Marlaska presentaban su nuevo nombre en Madrid, después del veto del magistrado Baltasar . En un concierto más largo de lo deseable, deplegaron un sonido contundente, tocaron canciones anodinas y mostraron más cercanía con los Jarcha que con los McCarthy. Otra cosa fue lo de Los Beef. Pero es que lo de Los Beef siempre ha sido ESA OTRA COSA. Brillantes, centrados, abstractos, irónicos, efectivos en su despliegue de arsenal noise, protagonizaron un flamígero concierto que quedará grabado en la memoria de los allí presentes durante una buena temporada.



Así tras un interludio cuestionable, y posiblemente innecesario, consistente en una versión de los Eskorbuto por parte de componentes de los tres grupos en liza, se presentaron las estrellas de la noche. El hype. La sensación. Los Tarántula . Meses llevamos hablando u oyendo hablar de los Tarántula. Ya glosamos en su día a Silvia Coral . Aquí se insiste en un pop conceptual de cuidada imaginería, referencias milimetradas y ausencia de margen para lo imprevisto. Todo bajo control, tenemos todo bajo control. Con una imagen roquera (cantante igual que Pepe Risi), con un rebote y una ironía medidísima y muy artificiosa, Tarántula preentaron su nuevo disco, Esperando a Ramón (Producciones Doradas, 2006). Y la verdad es que, la picadura produce cosquilleo pero va sin veneno. Demasiada perfección, demasiadas mediciones y redes para no caer al vacío. MANIERISMO es la palabra. Su barroco post-moderno, marchoso e irónico, que hace pasar por el taxidermismo tecno-pop a los citados Burning , al primer Loquillo (el de ¿Dónde estabas tú en el 77?), a los Bow Wow Wow o a los Pegamoides (de Grandes Éxitos) no acaba de cuajar en directo. Eso sí, la gente bailó y saltó con los ecos motown de Tarantula, con la rotunda y viciada Amarraje o con la perfecta Empresarios y Secretas. Hablaremos más detenidamente del disco esta semana. En directo, todo estaba preparado para que dijésemos SI. Pero sólo nos salía decir NO y NO.



En lo social, que tampoco hay que olvidarse de ello, merece la pena dejar constancia de la sorpresa ante el magno recibimiento que se le deparó al oportunista y mediocre Fernando Vacas . Un completo besamanos por parte de nuestros árbitros de la modernidad no exento de genuflexiones (gente a la que yo he oído reírse a mandíbula batiente de su carrera, se aprestaron a significarse en semejante pantomima). Lo que confirma algo que ya veíamos venir (a través de su MySpace) y es la difusión de la peregrina idea de que este personaje es un genio olvidado de nuestro panorama. SEMEJANTE SANDEZ está cobrando carta de naturaleza de manera preocupante. Basta escuchar los ridículos discos de Flow o la insultante muestra de proxenetismo musical que es Prin La Lá para desmentir esto. Si a algo se puede ligar el nombre de Flow es a la más triste mediocridad, por mucho que ahora se suba al carro de la nueva psicodelia o al brianwilsonismo de pastel. En cualquier caso, de esto hablaremos también en cuanto me lo pueda bajar de manera ilegal, sorteando el pago de derechos a este presunto autor. Pero está difícil, no lo tiene nadie. Tampoco me extraña. Yo sigo intentándolo.




26 comentarios:

jesus miguel dijo...

bien, bien...me alegro mucho de que molara lo de los Scarlet's well. ¿Qué versión se hizo en el NAsti de Eskorbuto?. Es que a mi ese grupo me tiraba mucho.

Paca Garse dijo...

Cielos!

No sabía yo que el tal Fernando Vacas se iba a convertir en todo un referente del mundo indie patrio ... que conste que hay cosas de las Prin La La que me hacen gracia... claro, que cuando el tal Vacas las viste de seres de otro mundo y les obliga a cantar cosas de Panero y a meter a las pobres niñas en el rollo Syd Barret pues como que la caga un poquito por pasarse tres publos y medio...

... y es que estoy hasta el shosho de grupos prefabricados por gente que se cree una mezcla de Joe Meek, Phil Spector y Mike Alway pero en versión paleta.

De las cosas de tus otros amigos como que ni me va ni me viene, pues desde que me declararon "persona non grata" mi interés hacia cualquier cosa de las que hacen es menos que cero. De todas formas, la pequeña entrevista y las declaraciones del nuevo invento (la Georgina esa)en el último Mondo Sonoro eran patéticas (venía a decir la señorita que la música NO tenía por qué reivindicar ni decir nada de nada)

Sin comentarios.

Anónimo dijo...

Yo si dije si, ojo con los plurales. Mira: http//desdetasmania.blogspot.com

Anónimo dijo...

¡¡¡Santo Cristo de Limpias!!! Toda una vida esperando ver a Bid tocando donde y con quien fuera, ¡y no he sido capaz de saber que tocaba en Scarlett's Well! ¿Por qué no me resulta más fácil separar la paja del heno en estas épocas? ¿Qué hay que leer o escuchar para tener si acaso algo de fe en un nombre actual desconocido? Qué rollo es estar al día, señores, porque el ratio de errores al aventurarse a lo desconocido es altísimo. Ahora me pillaré ese disco porque me fío de Bid (y algo también de Karpov), pero como me guste mucho, no me perdonaré habérmelo perdido. ¿Cómo puedo hacer penitencia?

luis dijo...

¡Hay que ver lo completito que viene hoy el boletín!

probertoj dijo...

Karpov, yo te paso lo de Flow para que rajes a gusto. Sólo tienes que darme tu dirección de correo.

Deseando leer tu parecer acerca del disco de Tarántula.

Karpov Shelby dijo...

Probertoj, el mail es el gmail que viene al final de todo. Si me lo envás lo comento; solo prometo ecuanimidad. Prin La Lá es una mosntruosa aberración de un indie malo y mezquino (Vacas)

Muy grande Bid y un acierto de siesta haber traido a Scarlett's Well de gira por España. Insisto en que su ultimo LP está muy, muy bien. La mejor redención para ese anónimo al que se le ha pasado la ocasión. De las opiniones de Cristina Georgina, no me extrañan después de ver su directo. Efectivamente no decían nada de nada.

Anónimo dijo...

yo no sé qué te ha hecho fernando, pero hablar así de la gente no te deja en muy buen lugar.

Federica Pulla dijo...

Fernando?

Karpov Shelby dijo...

Nota para los anónimos: a mi nadie de Flow me ha hecho nada, de hecho no conozco a vacas personalmente. Sólo me refiero a su faceta artística que en algunas ocasiones me HORRORIZA, caso de Prin La Lá (un espectáculo horroroso, ñoño, feo y con un trasfondo muuuuuy chungo).

La carrera de Flow me parece puro oportunismo musical, burdo y descarado(como se lo parecía a muuucha gente hace unos años). Por mucho que su textito y los cometarios de sus amigos virtuales en MySpace lo desmientan. Las canciones de su MySpace me parecen eso, psicodelia a la moda. Como toca. Ahora bien, si me gusta su nuevo disco lo diré sin paliativo alguno, ya digo.

Si algo se ha entendido como ataque personal, no era esa la intención. Y pido las pertinentes diculpas. Respecto a los comentarios sobre el besamanos, era una simple constatación de lo voluble que es la opinión general.

Por otra parte, tampoco estaría mal que algún anónimo pusiese aunque fuese un seudónimo. Por lo de quedarse en buen o en mal lugar, también.

Elvis on the Radio, Steel Guitar in My Soul dijo...

Pues sí, muy grande Bid y un acierto de Siesta haber traído a Scarlett's Well de gira por España. Luego, de vuelta, nos los encontramos en el metro. Venían en el mismo vagón cargando con los instrumentos, les dejamos camino de Vallecas. Y yo me pregunto ¿es que no tiene Siesta para pagarles una furgonetilla o un par de taxis? ¡Coño, que es Bid!

Ramon Peco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karpov Shelby dijo...

Disco de Flow recibido, amigo probertoj. Mil gracias. Ya le he dado una primera escucha de buena mañana en el autobus de camino al centro de producción. En unos días prometo crónica imparcial y poco intempestiva.

Federica Pulla dijo...

AVISO IMPORTANTE...

Darsus prisa para enviarne las listas CDs para la ofensiva Cherry Red, porfaaaaaa ...

Besitos

joan dijo...

vale que no te gusten prin' la lá (a mí sí, y mucho), pero con lo del proxenetismo te has pasado tres pueblos. aunque añadas la coletilla de 'musical'.

Karpov Shelby dijo...

Amigo Joan, de nuevo vuelvo a lo mismo de antes. Cuando hablo de proxenetismo musical estoy entrando UNICAMENTE en valoraciones estéticas. Ni sugiero, ni quiero sugerir, ni está en mi ánimo faltar. No me interesa la descalificación, una crítica intempestiva sí. Son cosas diferentes. En cualquier caso, quien se haya dado por ofendido en ese sentido, puede contar con mis más sinceras disculpas.

DICHO esto... Prin' La Lá me parece, en lo estético pura explotación. Lejos de ver inocencia, yo sólo aprecio a unas niñas a los que unos señores les hacen cantar unas canciones pretendidamente cándidas (lo que ellos entienden como tal) y que son ñoñas, enrarecidas y chungas.

Chungo es que no haya libertad, juego o inocencia por parte de las niñas. Chungo es que canten lo que les dicen, en una lectura banal, normalizada, sesgada, castrada (y castradora),interesada y ñoña de lo infantil y de la fantasía. Yo lo llamaría "pop para madrastras".

Será que como a mi me hacían tocar villancicos al piano en las celebraciones navideñas, puedo extrapolar la sensación a un escenario de rock y me da un mal rollo tremendo. El mismo que me han dado siempre los programas de menudas estrellas, o los concursos de misses infantiles... No mola trasladar frustraciones adultas a los chavales. Aunque sean artísticas.

Que estas propuestas vengan además bendecidas por la coartada de lo "alternativo" me repatea el triple. Que estuviese en el LadyFest y ninguna feminista dijese esta boca es mía, me alucinó en su día y lo sigue haciendo. Supongo que es una cuestión que se relacina con ver a los niños como personas de verdad y no "de juguete".

Por eso no soporto proyectos como este. O no me sale reir la gracia de El ejército de Salvación o las cosas de Violeta Gomez. Cosas del libre albedrío, supongo.

Ahora, a lo mejor me equivoco. Solo hablo de lo que me parece a mi. A lo mejor a las niñas les gusta cantar canciones de Panero. Y entonces me callo. Pero no es esa la sensación que me dio el concierto, con los padres, los flow y compañia vigilando que no se saliesen del tono.

Jacinta Llarín dijo...

La cancioncilla esa de "Naves que dan Vueltas" es la releche. Pero un grupo no se cimienta con una canción (¿o si?)

Lo de Panero, Syd Barrett y la versión esa de la canción de El Electrón que ya BORDÓ Parade lo considero inecesario, y es más un ejercicio estilístico de su inventor que una muestra de las habilidades de sus discípulas que, por otra parte, ya pueden darse prisita en grabar más cosas que luego crecen y se acaba el chollo (!)

Federica Radura dijo...

Se me olvidaba!

Joan, alguien me ha dicho que el FIB tiene pensado contratar a los KAKEN como cabezas de cartel para su edición 2007.

¿Qué hay de cierto sobre esos rumores?

M. E. H. dijo...

Ei, no creo que los contraten al final ¿eh?, lo del libre albedrío y la gente que se escandaliza tanto... Además, creo que ahora andan separados, así que habría que tirar de los de siempre (los posies, los young fresh fellows, los baby lemonade) como banda de apoyo...¡Unos Kaken powerpop! ¡Eso sí que sería una buena vuelta al redil!

pameli dijo...

Querido Karpov, querrías decir que a las féminas oficiales del festival no le dió grima. A mí sí. Y también a mis compañeras de concierto. Que usaran un Ladyfest para el tío ese del gorro explotara a una féminas y además menores fue un gol a la organización, o a alguna miembra de la organización más preocupada por estar en la cresta de la olita que en la cosa del feminismo. Y lo bueno es que a día de hoy a algunas todavía les debe parecer hasta bonito lo de aquel concierto (ay la ñoñería!) y algunos todavía se harán alguna pajilla acordándose de la cosa sádica de la escena. ¿Alguien recuerda al tío ese dle gorro regañando al músico de la trompeta? ¿Y cómo llevaba a las niñas en plan Rotenmeier (ver "Heidi")? ¿Y la dominatrix esa que daba con un palito a un vaso con agua, a lo arty, mientras cuidaba de que la pequeña de las niñas se comportara en escena? Vamos, ¡que eso tenía que ver mucho con el indi, el arte, y las reivindicaciones feministas! ¡Un güebo! Por lo tanto, una vez hecho este ejercicio de memoria de un momento execrable sobre un escenario, le solicito a Karpov que rectifique y a todos ustedes que recuerden a las Wet Dog o a Spider and the Webs o a Ana da Silva y siempre, siempre tengan en el pensamiento a Hello Cuca!

Karpov Shelby dijo...

Rectifico, Pameli. Féminas oficiales. Muchas otras féminas me consta que compartieron sensación de horror que describo. Rectifico y sí a Wet Dog, a Hello Cuca a Ana DaSilva, debsey Wykes y mil féminas más están siempre en mi pensamiento...

joan dijo...

pameli, no sé qué concierto viste (porque supongo que no mientes). yo estuve allí, y vi a las niñas con una ilusión tremenda, nerviosas antes de salir, y eufóricas y alegres al acabar la actuación. una cosa es que no te guste lo que hacen, o que te de grima como dices, y otra que te inventes estupideces como lo de la dominatrix o lo de llevar a las niñas en plan rotenmeier.
por otra parte, me consta que a ana da silva (y a jenny de erase errata, y a kerry davies de two tears) les gustó mucho prin la lá... espero que eso no te haga cambiar de opinión sobre ellas también.

Karpov Shelby dijo...

A mi Ana da Silva me seguirá gustando independientemente de lo de las Prin'LaLá (más que las erase errata, eso sí). Si a las chavalas les gusta y consideran el grupo un proyecto suyo, yo, como dije hace dos o tres comments me callo. Y retiro publicamente todo lo dicho, como dije que haría.

Tan sólo diré que a mi no me gusta su música, ni el concepto, ni nada de nada. Por lo mismo que ni Smoosh, ni las Pipettes me gustan. El concierto del Ladyfest, sin saber nada de esto no me dio nada de buen rollo.

Por lo demás estoy escuchando con atención (de verdad, no es ironía) el disco de Flow. Y, la verdad es que... bueno, ya lo diré en un post aparte

Narciso Ibañez Menta dijo...

A mí PrinLaLá me parece un quiero matar a un niño y no puedo.

Narciso Ibañez Serra d'Ors dijo...

Fijo que Ana Da Silva es pederasta también.

Karpov Shelby dijo...

Bueno, Narciso, no nos excedamos en apreciaciones bizarras y de mal tono. Tarjeta amarilla tanto por lo de Ana da Silva como por el malintencionado "también".