22 junio 2006

Moriremos en los rápidos


Vamos a empezar haciendo una confesión poco cool: llevo desconectado del universo Tarántula desde sus inicios. Me perdí su concierto en Madrid, no sigo sus páginas web y no me descargo canciones de sus espacios virtuales. Extrañamente este desencuentro no surge de la habitual desconfianza u aversión por neo-escenas que caracteriza la prosa apocalíptica de este boletín. La mezcla de casualidad, desatino y pereza... no obvien eso. En torno a Tarántula y su sello Producciones Doradas, un universo autónomo ha surgido con grupos, bandas, mensajes, imágenes... Un paisaje cultural omnicomprensivo en su tarantulismo; un no-mundo peculiar e idiosincrásico en el que no me he adentrado. Poco, muy poco, enterado el bloguista descolocado. Por eso, por sentimiento de culpa, me he comprado esta maqueta de Silvia Coral y los Arrecifes, una producción dorada asombrosa en su artificio que nos retrotrae a esos amaneceres austrohúngaros. Pero esta vez todo es como más raro ¿no?. Ya digo, confesiones poco cool.

Extraño pop melódico, enrarecido y muy resabiado. Silvia Coral y Los Arrecifes... una cosa chunga y rara en nuestro panorama (menudo panorama), que se deshace en palabras descabaladas cantadas con una voz alterada; como si quien canta empezara a estar un poco de los nervios y se echase a la canción melódica (¿su mal espanta?). Unas letras que se desgranan a medio camino entre un realismo autista y cruel y un iluminado sentido de la irrealidad. Canción melódica y solipsista; en concreto, cuatro canciones. Un EP de cuidado. De cuidado diseño al fín y al cabo(mini-CD, carpeta desplegable, moderno y conceptual arte final)... qué raro se está volviendo todo en este país. Hasta todas las novedades. No sé, pero canciones como La caza me recuerda a los zulos llenos de fajos de billetes de 500 euros. A un pais lleno de millonarios y partidas de caza que baten las mesetas mientras el resto cerramos los ojos. Me ha gustado mucho Soy borderline. Todo tiene un molesto resabio esteticista. Qué bonito, qué horroroso y qué artificial.



Este EP, hay que decirlo, que luego las cosas no quedan claras, es perfecto. Insólito, sórdido y complaciente. Es un juego malabar entre una chunguez tan calculada que da miedo pensar que a lo mejor es sólo la broma de unos modernos. Qué broma. De caza es un relato-retrato sobrecogedor sobre la intrahistoria interestatal (Te esperaré en el asiento de atrás a que temines de cazar). Como si no fuese con ellos. Una canción excelente. Y ¿Por qué continúa la secuencia musical una cosa de raro aire pretendidamente poético como es la Hija del Filibustero? Intento sacar conclusiones y pensar pero, por alguna razón, no pienso nada. Canción melódica, el gusto por la rareza. Lirismo, si cabe la palabra. Artificial, pensado, perfecto. Nana, un horroroso relato costumbrista y minimal sobre la nada amatoria de cada viernes... onda sinsiestra, onda helada, onda oscura. ¿Otro pedazo de onda? No habrá que pensarlo mucho pero... ¿está basado en hechos reales?


En resumen, tecno-pop, psico-folk, anti-pop... rollo chungo y mal rollo. Que no son lo mismo; sin acritud ¿sin cabreos? Excepcional, Silvia Coral. Sin duda, una sensación ¿pop? Que habrá hecho vibrar de envidia sana a muchos autrohúngaros con su kitsch gélido, su taxidermia socio-sentimental, su contenido y elegante sentido del vacío. Asombroso e interesante retrato de esa otra iberia sumergida. Se abre un mundo enrarecido, paradójico, ante nuestros oídos. Ya no sé qué más opinar ¿hace falta más crítica para que quede todo claro? Silvia Coral y sus Arrecifes... qué cosas más raras pasan en este país.



A pesar de todo, insisto, pasen por aquí (si quieren descargarse tres cuartas partes del EP desde MySpace)
y por acá (si tienen una curiosidad no satisfecha por lo dicho en este post). Ya si tienen muchas ganas visiten esto y aquello






10 comentarios:

Federica Pulla dijo...

Mmmm... así a primera escucha me ha parecido algo HORROROSO. Letras desesperadas y música coñaza a más no poder, para acabar con un toque de pseudopretenciosidad que atufa. Además, la portada es realmente FEA, aunque la vendan como "de diseño". Lo del Fotochof de la chica encima de un caracol es cutre a más no poder.

En definitiva, que me ha encantado!

Karpov Shelby dijo...

Ja, ja, ja ... Federica, es verdad que hay una cosa que no se debe pasar por alto, y es ese cierto deje corcobadista del invento. Pero queda retro y convenientemente bizarro en formato solo 4 canciones (no, ahora no mola corcobado eh? que ya les veo venir a todos)

Aún así lo de las letras deseperadas y que la chica tenga esa pinta tan rematadamente chunga tiene su punto.

Me parece bastante lynch y bastante revival "Lujo y Miseria". Un poco artificioso y un poco afectado, eso sí

¡A mi también me ha encantado!

federica pulla dijo...

Jomío,

¿Para cuándo la reedición de la discografía de Corco, Mil Dolores Pequeños y toda la saga de lo más desesperado de Malasaña circa 1987?

Yo después de escuchar lo de la Silvia esa no me quedó más remedio que poner en marcha una especie de exorcismo sonoro y me he tragado los dos CDs de Terry Hall que hizo cuando se separó (Home) y cuando volvió a enamorarse (Laugh)

Oh, Bliss !!!!!!!!

Doggy dijo...

Yo no digo nada, porque todavía no lo he oído, pero de Corco tengo novedades bizarrotas. Ahora vive en Los Albaricoques, al ladito de Fernán Pérez. La cosa almeriense (o los años) le han dado un barniz, como diríamos..., optimista, frente a aquel Corcobado que saltaba por la ventanas para hacerse el moñas. Ana Iluminada toca el bajo con él y, algunos días, también Lidia Cuca en el garaje de un cortijo en Aguamarga. Y es majete...
Je, je, je. Besos!

Karpov Shelby dijo...

Pues mira que bien, porque precisamente en el próximo post se hablará de Hello Cuca! y de su flamante nuevo artefacto sonoro... Por cierto, ayer se nos hizo tarde al final. Argentina no pudo ser ¿no?

Anónimo dijo...

Yo sigo esperando a que me llegue por correo, pero tanto Lidia como Alfonso estaban muy contentos con el resultado. A Argentina le sobraba el empate para ser primera de grupo, ahora a por México. Salud!

Regiones Devastadas dijo...

ombre, Karpov!, bienvenido al club de fans. Silvia Coral y Tarántula son los mejores grupos españoles del momento. Y punto pelota. Ah, y dices bien, llegas tarde. Seis meses tarde, exactamente. Y eso que avisado estabas. Pero claro, como en cuestiones musicales yo estoy desautorizado de plano por vano ignorante y ninguneador, pues ni puto caso. Tanto enciclopedismo rock y tanto indie transcontinental y tanta leche en bote que al final se va uno por la ramas y acaba buscando la última esperanza blanca en un concierto de powerpop. Me alegra que reflexiones sobre ello. Ah, y ahora no me recules, que van a venir todas las Autoridades a decirte que no molan. De hecho, ya está faltando una. ¡Escucha a tu corazón, Karpov!, por dios, y no me recules! ¡Que te veo venir!

A los demás, si os perdéis en el guiño corcobadista (que, por otra parte, está perfectamente contextualizado dentro del conjunto), así sin más, es que no os pispáis de la misa la media.

No digo más. Bueno, sí, que "La muerte de Platero", de Joe Crepúsculo, es la canción más triste jamás escrita en lengua castellana. Pero ya la ha quitado del myspace.

m. e. herrero dijo...

ei, pues lo de los inc. es la puta bomba, de vero, y lo de las h.c., mucho mejor que el Gran Sur ese que sacaron en CD.

Karpov Shelby dijo...

Vaya! al final no se si ha sido la Silvia esta o el calor lo que nos ha puesto a todos de los nervios.

En cuestiones musicales (ya no cuento en las otras) ni autorizo ni dejo de autorizar a nadie. Yo me lo guiso y yo me lo como. Unos días acabo en un concierto de powerpop y otros dejado al indie trascontinental... Pues miren, lo hago porque quiero y porque sí. Todo lo descolocado y todo lo que quieran, pero paso de puntos y pelotas. Lo mio es el pensamiento blando.

Tampoco reconozco esas Autoridades con mayúsculas que algunos ven (o quieren ver)... a lo sumo Amigos discrepantes y usuarios anónimos que salpimentan estos comentarios tan acalorados. Ah y que conste que no me parece bien llamar enciclopedista a nadie a través de comentarios blogosféricos.

Ni siquiera tengo yo ganas de llegar antes o después a ninguna parte. Así que lo de los seis meses sin hacer ni puto a los Tarántula no lo veo que sea como para pedir perdón a nadie, vaya. En general mi atención se tensa y se destensa según fórmulas aleatorias.

Y yo a mi corazón intento escucharle siempre. Unos días acierta más otros menos, pero ahí sigue. Eso sí, viendo como está la cosa, el día que el bloguista necesite una nueva conciencia se lo pongo a todos ustedes en un post y monto un concurso de ideas. Que les veo muy puestos en lo que se refiere al pensamiento karpoviano debido.

Hay tardes que no sólo entiendo a Dan Treacy sino incluso a ese Corcobado almeriense...

Karpov Shelby dijo...

Bueno, ahora que lo pienso... al final le he ido a dar el palo fuerte al otro fan de Silvia Coral, y los discrepantes se han ido de rositas... qué cosas más raras.

Ya les vale a todos, mucha exigencia para tan poca escena.

Al final sí que va a ser una cosa corcobadiana este EP; desde luego, viendo las reaciones lo parece... A ver si pasamos pronto a comentar lo de Hello Cuca! que ahí creo que estaremos todos de acuerdo.