05 septiembre 2006

Duglas, te vas a emocionar


¡Ay, el bueno de
Duglas T. Stewart y sus BMX Bandits! perfecto ejemplo de cómo un par de tonerías te pueden costar tu pequeño lugar en el olimpo del pop alternativo. Autores de algunas de las páginas más inolvidables del pop de las últimas décadas, dulces adalides de un naïf romanticismo,los bicivoladores siempre han sido tratados con la condescencia con que se trata al tonto del pueblo. Y total, sólo por dejarse llevar por una cierta campechanía y por esa tendencia al humor bufo propia de cierto indie-pop cachondo y desinhibido (Pooh Sitcks, Half Man Half Biscuit...) Sin embargo, y a pesar de ello, desde que empezó el siglo, los bandidos se han instalado en una peculiar madurez melódica que está dando discretos y hermosos discos que nadie reseña pero que se deberían escuchar muchas veces.


¡Lo que son las cosas! cuando incluso sus más acérrimos defensores nos habíamos resignado a que el nombre de BMX Bandits fuese sinónimo de vergüenza ajena, como sucede ya con el de Jonathan Richman, resulta que los de Glasgow se salen por la tangente y nos entregan el discreto y encantador Down at the hop (Shoeshine, 2003), pasmosa colección de canciones modestas y bonitas en la que la fórmula que hiciesen famosa en el mítico C-86 and more (Elefant, 1994), atemperada y dosificada, volvía a funcionar tras años de discutibles incursiones en un pop fallido en su exceso de desenfado.



Tres años después, Duglas T. Stewart se reafirmaba en su negativa a pasar a la historia como un idiota con vocación de gracioso entregando My Chain (P Vine - Rev Ola, 2006). Un disco que acabo de redescubrir gracias a la magia casual de las descargas ilegales. Desde hace unos días, mi pequeño iPod no salta de disco. Es encantador ver cómo los BMX Bandits se adaptan con holgura a unas baladas de corte clásico en las que el amor y la sensibilidad sustituyen al humor grueso y la risa idiota. Acertado y truhán, el bizarro Duglas, se traviste de baladista, de rompecorazones y de romántico y elude, por fín, el mal chiste en el que se había convertido. Vodevil, rítmos sincopados, baladas, canciones que hacen un guiño a su época mas brillante... My Chain es un disco fácil, almibarado, sereno y con vocación de discreta colección de estampas de amor y desamor. Junto con el delicioso Man Alone de Eugene Kelly (otro que se ha pegado una buena costalada contra la realidad), de lo mejor que ha salido de Glasgow en los últimos dos años.




Mágica la introducción A missing front tooth (con ecos del Momus más meloso), curiosos los experimentos tecno de Something about us, feliz el reencuentro con el pulso compositivo tan carcaterístico (y que tanto nos gusta a sus fans) en Dot to dot o The sailor's song, todo el disco es un tránsito féliz y calmado hacia la redención musical de estos amigables zoquetes. Es el mensaje que esperábamos escuchar sus fans, la única señal que queríamos para poder volver a subir a Duglas al altar. No, Duglas T. Stewart no es un subnormal profundo. Ha estado perdido en un trip de cretinismo y autocomplacencia largos años, de acuerdo. Años en los que casi se perdió el recuerdo de sus preciosas canciones. Sin embargo, por un azar del destino, ha vuelto a escuchar la voz de su corazón. Y nosotros volvemos a escuchar su voz, más tranquila; ausente el ánimo hilarante, templadas las gaitas de la simpatía forzada, queda espacio de sobra para la emoción. Y para que nosotros volvamos a disfrutar como tontos de la siempre desarmante sinceridad de estos bandidos tanto tiempo perdidos. Y sí, ya se que muchos no se creerán nada de esto pero, al resto les digo: si alguna vez adoraron a los BMX Bandits, escuchen este disco y luego me cuentan si tengo o no tengo razón.





14 comentarios:

Petra Ncazo dijo...

mmmm ... después de los comentarios TAN interesante de ayer, nadie comenta las excelencias de Duglas ... será que a nadie del grupete de ayer le interesa (corto y pego) los Guanchinai de turno que graban en el microsello Candenagüer de Tromso o similar...

Karpov Shelby dijo...

Desde luego es que la gente es muy injusta con los BMX Bandits. Al final, aunque se quejen y les pongan verdes, dan más cuota de posteridad a los Meteosat que a otros con más méritos para ello. Snif!

Defensores de las Plazas de Soberanía dijo...

Canastillos!! Como está el abuelo, nos ha llamado "el grupete de ayer"... ¿A quién? ¿A qué no lo dices en la calle? ¿Eh? Ja ja ja... Me voy a desayunar. Hasta ahora.

maria buelete dijo...

Ya estamos con los tocapelotas revientagrupos de turno... Por cierto, gracias por lo de abuelete, aunque aún me falten bastantes años para esa fecha a la que espero llegar para celebrarla.

Una pregunta ... ¿cómo ha llegado a este blog una serie de personajes amantes de los sones latinos cuando, que yo sepa, la estética y la ideología de este blog no tiene nada que ver con el tema? ¿Qué relación tiene Meteosat con esta pandilla? Es que habéis aparecido así como de repente y me ha descolocado algo el asunto ...

Saludos!

El abuelete

Desastrados en Annual dijo...

Ja, ja, ja!! Se te cuela por lo bajini esa mentalidad censora que tenéis todos los niños de colegio de pago, grannie. No te sulfures que somos de una facción amiga. Assúcar!!

Patricia Nótica dijo...

No ... si a mi me da lo mismo que escribáis o que escribáis, y para nada voy de censor por la vida ... Recuerda que en mis muchos años como abuelete ni he censurado ni me gusta que censuren ... claro, que también me gusta eso de "vive y deja vivir", que es así como más jipioso (más de mi época) pero que es un buen dicho, por otra parte.

Sólo que me desconcierta que en una lista tranquilita como esta, de repente aparezcan varias personas con insultos y descalificaciones, y que no sepamos ni quiénes son ni de dónde han venido ...

por lo demás, no tengo ningún problema ... mis muchos años de batalla me han curtido para estas y otras lides ...

¿Conocéis a Darío Vico?

Disfrutar, grandchildren!

Vuestro abuelito

Marcos E. Herrero dijo...

Patricia, no problemo con estos mendas, de buen rollo, echt; solamente que aquí el Maghreb (más el Gurugú que el Hacho, hay que decirlo) es más bien revoltoso. Ahora bien, General Silvestre, para abuelos, los cubanos estos y el Manrique ¿no?

Descalifica que Algo Queda dijo...

Ay, Marquitos!! Me duelen tus palabras aún sin entenderlas cabalmente. Nobleza obliga. Los cubanos, por precisar, tatarabuelos (pero el disco de los Narcocorridos es impresionante, en fondo y forma). A Manrique, desde el respeto, le veo más en plan senectud farlopera. Lo cual, probablemente, esté feo, aunque vete tú a saber. En todo caso, con permiso de Big Nose, compartiremos todo esto el viernes frente a unas cañas, con el secreto anhelo de que no se presente Darío Vico... Arsa!

M.E.H. dijo...

Vengan esas cañas y algo más, espero convocatoria horaria y a ver si arreglamos un tantico la geopolítica sureuropeanorteafricana. ¡Salud!

Carmelita Cita dijo...

¿Y no invitáis al abuelo?

Aaaaaah, esta juventud !!!!!

El Moro Muza dijo...

Sí. Contamos contigo.

luis dijo...

Karpov, cien veces: "No diré csas feas de Jonathan Richman".

joan dijo...

vale que duglas llevaba tiempo sin sacar discos notables, pero de subnormal o idiota no tiene nada: por ejemplo, las notas interiores de una de las reediciones más recientes de rita lee son suyas (por no hablar de otros textos suyos sobre serge gainsbourg y otros ejemplos de gusto exquisito).

Karpov Shelby dijo...

Efectivamente, Joan. A mi Duglas siempre me ha parecido un tipo que, si hubiese sido menos campechano y majete, se le hubiese respetado mucho más.

Por eso me alegro de que sus dos últimos discos pongan las cosas en su sitio. A fin de cuentas, creo que es una de las personas más notables de la escena de Glasgow.