02 agosto 2006

Anecdotario moderno

Sumidos como estamos, usuarios generadores, en pleno delirio por difundir contenidos de alto voltaje emocional y bajo calado intelectual parece que hemos perdido la capacidad de establecer juicios medianamente estructurados. Esto es el acabóse de la conectividad indiscriminada; impactos sin contenido - gracias por el add, deja tu comentario, bajo licencia de creative commons, escucha aquí mis nuevas canciones - y otras tramoyas propias de esta sentimentalidad de la atención parecen estar cambiando y derritiendo nuestras, ya de por sí acuosas, membranas cerebrales.

Ahora bien, mientras unos emplean la hipertextualidad para afinar sus guiños culturales o la definición de una elíptica novela naturalista electrónica (los menos), otros no parecen plantearse que muchos inventos que hoy parecen de ensueño pueden caer en el olvido si se interrumpe esa juguetona y sensual gratuidad que tantos buenos ratos está dando a unas audiencias que ya no quieren distinguir entre el principio del placer y el de muerte. No les iría mal, en ningún caso a YouTube y MySpace acordarse de Napster y pensar que la trampa de esa economía del fad que creen dominar a la perfección es que puede evaporarse tan rápido como surgió al contacto con el vil metal sin dejar apenas más que un débil recuerdo en la mente de unos receptores que se niegan a ser reducidos, una vez adquirida la condición angélica de usuario, a la vil, terrenal y perecedera categoría de consumidor.



Mientras tanto, mi recomendación es que aprovechen ahora para ver todos los videos que quieran (dentro de un orden, claro, que ya conocemos excluidos de YouTube por su canibalismo invasivo y culpable) porque, desde el mismo momento en que los pajeros del vídeo de Mentos y la Coca-cola Light reclaman su parte de las ganancias por semejante tontería, pueden dar por seguro que la feria del social networking y su infinita barra libre cultural está a punto de tocar a su fín. Así que apuren y digan gracias por el add a sus más allegados, que mañana ni se acordarán de ellos. O les cobrarán 0,60€ por hacerlo, que es todavía peor. En cualquier caso, estos son tres apuntes intrascendentes pero curiosos dentro de este nuevo paradigma pop.

EL ANUNCIO


Momus se casa con su prometida japonesa y lo anuncia en su blog. Cero palabras, basta para expresarse la playlist de YouTube. Desde aquí le doy la enhorabuena por el feliz acontecimiento, siempre como anónimo fan, no se crean. Parece que el pervertido favorito del planeta indie decide sentar la cabeza y asumir su papel de moderno hombre del renacimiento desde la atalaya de su heterodoxa madurez. Atrás queda la provocación irónica y la sexualidad tangencial; una feliz vida de placidez y saber se abre ante su ojo y el está dispuesto a bloguearla con su habitual puntualidad diaria. Brillante el vídeo escogido para dotar de contenido el anuncio nupcial. Romántico, trash, facilón, comercial de una ambigua y kitsch sinceridad y emotividad. Ultimamente le citamos mucho, pero es que la conjunción peripecia-obra-personaje, formulada en términos tan actuales, acertados, sagaces y cíber, que está desarrollando el señor Currie es de las cosas más interesantes y verdaderamente actuales que se pueden encontrar en nuestra cultura de la dispersión.


ESTADÍSTICA UNO


¿Habrá que empezar a pensar en replegarnos de los espacios ganados en MySpace? La red social planetaria propiedad del magnate Murdoch empieza a encontrar un digno contrincante en YouTube. Según el sistema de medición Alexa la customizable ciber-red televisiva supera el share planetario de MySpace (3,9% frente a un 3,5%); además, Nielsen Net Ratings (las tablas de la ley de la medición de audiencias difusas en la ciberesfera) afirma que su número de usuarios por millón crece un 297% frente a la pandilla del Amigo Tom que lo hace a un ritmo del 9% en el mismo periodo. Sin embargo, ya decimos que empieza a haber voces que se quejan porque el canal-mecano no les de ni una propina por sus videos de bailes frente al espejo al ritmo de los éxitos de los Pixies. Y basta que lancen un plataforma más user friendly para que, nosotros masa difusa y, por tanto, voluble digamos adiós a la que ha sido nuestra ventanita al mundo en el último año. ¿veremos el día en que el Broadcast Yourself suene tan retro como ese Keep On Trucking crumbiano?

ESTADÍSTICA DOS



El otro día Firefox superó los 200 millones de descargas y se esta empezando a convertir en el navegador de referencia de buena parte del planeta (bueno, de la mitad de la mitad que estamos on line, me refiero). Por experiencia les digo: es imposible volver a navegar con Internet Explorer tras utilizar unos meses el browser del zorro igneo. La, un poco siniestra Fundación Mozilla, (que no sería raro que estuviese dirigida por Devon Miles) exhibe con sorna su ausencia de ánimo de lucro y se hace un banner celebrándolo. Eso sí, creo que a nadie se le escapa que este triunfo es fruto de haber rentabilizado con habilidad el odio acumulado contra Internet Explorer desde que Bill Gates (hoy filántropo global) se cargase al entrañable Netscape con que aprendimos todos a surfear, allá por los albores de la Web 1.0. Ya ven, parece que no, pero al final los esqueletos salen del armario animados por las inquinas acumuladas en la epidermis de esta ultra-segmentada cultura pop, y lo hacen con igual o mayor virulencia con que lo hacían en la vieja y poco participativa cultura de masas.





5 comentarios:

marta dijo...

bueno, esto de las redes y las plataformas socioculturales y tal tiene más problemillas con los derechos de autor de los que tú mencionas: también te puede pasar que un host de esos gratuitos decida borrar tu blog porque enlace archivos que podrían estar incurriendo en violación del copyright, así de un plumazo, sin avisar ni nada. me ha pasado a mí, vaya.
así que para esperanzarme en la capacidad del usuario de hacer válidas solamente las redes gratuitas estoy yo ahora... entran ganas de volver a la fotocopia superaislada y a tomar por culo.

Karpov Shelby dijo...

Vaya ya estaba yo extrañado de no ver Fuck Me I'm Twee estos días. Precisamente me refería más en mi post a cosas como las que te han pasado a ti. Cuanto más se regulen estas redes más dinamismo perderán y todo el fujo de personas (audiencias, para los fans de la equivalencia económica)se trasladará hacia nodos más periféricos y entonces sucederá como pasó con Napster: ¡Pluf! y adiós muy buenas.
.-
En cualquier caso, en cualquier formato, espero la vuelta de Fuck Me I'm Twee con bríos renovados.

Yo ofrezco refugio momentáneo en Karpov! si fuese necesario. Por eso que no sea :-)

señor botibol dijo...

"ya conocemos excluidos de YouTube por su canibalismo invasivo y culpable"
jajajaja, me ha gustado la frasecita, me han echado por abusón, si señor (aunque lo de "invasivo y culpable" ya pertenece a tu florida imaginación), y me importa bastante poco. De momento no he vuelto a abrir la web,y no por nada en especial, porque su política de "a la sexta va la vencida, chaval" es bastante comprensible viniendo de una organización creada con vistas a un futuro forramiento a nivel global (ahora, que como bien dices, lo llevan claro). Que me borren unos cuantos videos de grupos molones que había subido para que los pudieran ver mis amigos me da igual. Lo que si me parece de invasivos hijosdeputa es lo que le han hecho a Marta. ¡Ánimo mujer!, ¡yo también espero con muchas ganas el regreso de Fuckme i'm twee!

Karpov Shelby dijo...

Desde luego que, con estas cosas, yo me lo pensaría mucho antes de sacarme un blog gratis en Blogsome. A fin de es gracias a la gente que escribe a través de su servidor (Fuck Me I'm twee) a la que logran sus beneficios actuales. Y (lo que es más) poder decir que tendrán multimillonarios ingresos potenciales, además (¿se acuerdan cuando las listas de correo se valoraban economicamente por la personas a ellas suscritas? ja, ja).

Que se infringe el famoso (y leonino, tanto para artista como para el público)copyright. Bueno, pues que Blogsome avise a su usuario registrado. Que es con quien tiene suscrito un acuerdo y para con quien tiene un cierto deber. Lo otro (lo que han hecho) es una barbaridad y un sinsentido. Casi como lo de que cualquier cosa que cuelgues en YouTube es suya. Y no, el medio no es el mensaje.

Tremolo Man dijo...

Pues Marta, te digo lo mismo que Karpov!, si quieres escribir, ahí tienes mi blog. Te paso las claves y ala, a postear.
Por cierto, ¿tienen ya en sus manos el 7" 7 de Tragadiscos?. "El Club de Mates y Fisicas" es todo un grupazo que descubrí en sus respectivos blogs.
Ayer les hubiera gustado al sesión que dieron el Ondarra el Spozio y Manu Drum. Sonaron enlazadas el Jet Set Junta de los M. Set, Politics de Girl at Our best y The Pstels...así durante tres horas y media.