05 enero 2006

www.c-86.tk : keep an open mind!

Pese a que muchos siguen sosteniendo que el indie-pop es una música para pusilánimes que no hacen más que mirarse el pie, su reverberación sigue inflamando mentes y corazones desde las catacumbas de la memoria colectiva. Aquellos dulces gritos de guerra (Should the bible be banned, Think!, I can't get no satisfaction thank god!... mil más) no sólo conservan toda su vigencia, sino que además congregan a su alrededor un culto subterráneo que celebra aquella contracultura de guitarras y flequillos como el último bastión juventud frente a un establishment musical, político y vital gris, adulto y mezquino.

Por ello, todos aquellos interesados en recordar aquella revolución y todos los que quieran descubrir músculos musicales que nada tienen que ver con lo que les cuenta el RDL que es el indie, están de enhorabuena. Nuestro buen Jesús Miguel, artífice del blog Post-Tremolina, amigo querido, maestro y referencia permanente de quien esto escribe, se ha lanzado a la aventura de crear la web www.c-86.tk para conmemorar los 20 años de la aparición de esta mítica casette editada por el semanario New Musical Express. 20 años de indie pop, ni más ni menos.

La página es un buen recordatorio de todo lo que evoca la sola mención de esta cinta, C-86, en la memoria de indie-kids de todo el globo. Guitarras urgentes, microsellos, bandas olvidadas, una imagen de chulería y fragilidad, la pose desafiante, una impostada cursilería, una iracunda soberbia, caos y melodía, odio a la realidad impuesta, ética underground, elegancia moral y espíritu de resistencia. Nada más, a fín de cuentas que rabia punk y alma pop cargada de inocencia, sentimentalismo, amor verdadero, fé en lo imposible y en las peleas a la contra, desconfianza hacia el sistema... nada más que lo que realmente importa: Actitud (con mayúscula, sí).

Más allá de la casette, todas estas sensaciones fueron prensadas en flexis, capturadas en singles, fotocopiadas en fanzines, atrapadas en maxis, distribuídas en por correo de un dormitorio a otro en mil soportes caseros tan múltiples e insólitos que es absolutamente imposible encontrar en la actualidad siquiera un rastro de la mayoría de ellos. Se trató de un fenómeno efímero, fugaz, tan fragmentado que a la fuerza tenía que incorporarse al mundo de la fantasía y las obsesiones no al de la historia. Por eso, uno no es fan de ese indie canónico: uno es militante, fiel, creyente, fanático u obseso. Ese espíritu y esa fe es la que recoge esta página web y la que dota de energía los interesantes textos que recopila (promete ser una auténtica referencia para el indie popster hispano).

Éste es el espíritu que Comet Gain recuerdan con tanta pasión en su último LP (está pendiente un post-torch al respecto, prometido): esos agujeros negros de tres minutos capaces de sacarte de la realidad, agitarte, devolver el orgullo a aquellos que nunca podrán volver a confiar en una cultura juvenil vendida al por mayor por mercachifles
; el indie-pop representa la ira de los corazones rotos, la rabia del romanticismo irredento, el orgullo del que sabe que tiene razón y son los demás quienes se equivocan... Ya lo dice el zoquete de Feck: We found a a sound in the underground / we felt so proud to be underground.

20 años del C-86 y una excelente página web que nos recuerda que la canción perfecta, los sentimientos puros, los últimos veranos siguen siendo lo único importante en un mundo aburrido y demasiado pequeño... Por mucho que los hechos se empeñen en demostrar lo contrario, 2006 es un buen año para no olvidarnos de nada, para no quedarnos dormidos. No olvidar jamás hasta qué punto odiamos esta realidad. Are you scared to get happy? No? pues teclea la URL que da título a este post y vuelve a la vida porque además se anuncián fiestas, pinchadas, historias contadas boca a boca, es decir momentos de eternidad recogidos en flashes de tres minutos o, en otras palabras...

Here come the saviours, they've come to break your hearts.
Here come the saviours,

They've got electric guitars in their hearts


The Chesterfields, Completely and utterly







3 comentarios:

MOSCA PULLA dijo...

Algo que se suele olvidar de la escena C86 es el contenido político del asunto, ya que prácticamente todos los grupos estaban muy concienciados con el abuso de poder thatcherista y tanto su música como - en muchos casos - las letras reflejaban esa rabia hacia un establisment oprimente, algo que, por ejemplo, podría haber sucedido durante los años de represión aznariana y los recientes del nuevo socialismo en España pero que - desgraciadamente - nunca sucedió y no está ocurriendo, ya que sólo surgen grupitos que para nada se comprometen con la realidad (chunga) que nos rodea, sino que parecen haber estado criaditos entre algodones y son una pandila de pijines que se dedican a cantar sobre lo bello de la vida.

Y aquí incluyo a esos que se hacen llamar Garzón, que profanan el nombre de los siempre maravillosos McCarthy y de la escena C86 políticamente comprometida para cantar una serie de ñoñeces que hacen que Chenoa sea un personaje radical a su lado.

Una pena.

Vuestra amiga,

Mosca Pulla

jesus miguel dijo...

Bueno Karpov. Esta web no esistiria sin tu llamada cuando estaba en Zaragoza, ni sin las jornadas de Indie en Shelbyville, ni sin esos viajes a Madrid que son los que me dan fuerzas para poder levantarme de la cama los meses que paso en mi retiro norteño.

Anónimo dijo...

David Mimo es un merluzo de cuidado