06 febrero 2007

Pop a martillazos


Tras cuatro días de elevada fiebre y sucesivas recaídas en los brazos de una gripe recalcitrante, las neuronas de Karpov no se encuentran en un momento de excesiva lucidez. Ya saben, la mayor parte del día metido en la cama, dándole vueltas a la cabeza mientras la temperatura sube y sube. Y los
(escasos) ratos en los que se puede estar despierto, enganchado al YouTube que es el remedio de los que no tenemos tele para llenar nuestros paréntesis espirituales. Tendrán, por tanto, que disculparle a uno que, metido en esas lides, no puede sino caer en el vicio de la melancolía, en viejas nostalgias de los años 90 y en otros bajos instintos.


El caso es que rebotando de link en link he acabado por caer en este video de las Breeders. A lo mejor muchos ya no se acuerdan, pero las Breeders en el año 93 eran lo más de lo más. Sí, ya se que su primer LP, Pod (4AD, 1990), producido por Steve Albini y grabado todavía en vida de los hoy celebérrimos Pixies, ha quedado como su mejor disco. No digo yo que no lo sea, atendiendo a estrictos criterios de qualité. Pero, a estas alturas, prefiero escuchar el Last Splash (4AD, 1993). Empalagoso y recargado, aparte del hit de temporada Cannonball, el disco en cuestión no parecía tener nada de extraordinario, salvo el hecho de que la práctica totalidad de la nación alternativa lo considerase lo peor de lo peor pocos meses después de celebrarlo como obra maestra. Fugaz aúge y caída que han hecho que el disco pase a la posteridad como el malo dentro de la brevísima discografía del conjunto melódico. Ahora bien, hay que reconocer que su pop-rock de estilo alternativo, su producción excesiva (todos los excesos de la época) y las enormes dósis de kitsch musicado lo hacen, aún hoy, resplandecer con un peculiar atractivo totalmentente trash. Atractivo que, con los años aumenta. Sobre todo cuando uno descubre, con cada nueva escucha, que no está tan huérfano de buenas canciones como parecía. Bueno, y porque además, tiene esta auténtica maravilla que es Divine Hammer, pequeña miniatura que sería capaz de salvar todo el LP si fuese necesario (no lo es, de hecho; en las últimas escuchas recuerdo encontrar momentos muy buenos de pop muy resultón).





Una canción que, ya pueden decir lo que quieran quienes quieran, pero siempre me parecerá magistral. Además, reconozco sin rubor que me ha obsesionado desde el primer día que la escuché. ¿Motivos? Todavía los busco hoy, noy hay tantos. Algunos de ellos, no obstante, son sólidos. La emocionante facilidad del almibarado riff de guitarra, la sencillez inmediata, la letra anhelante y la melodía pegajosa, las guitarritas saturadas y la voz arrastrada... Todas ellas son cosas que siempre me emocionan y me hacen querer volver a escuchar esta canción una y otra vez. Es lo mismo que pasa con Pure de los Lightning Seeds. Así de tonto, sí. Con la fiebre de estos últimos días, he llegado a pensar que ésta canción valía tanto como la discografía completa de los Pixies. El vídeo en cuestión no tiene desperdicio: Jo Wiggs, de quien ya hablamos la semana pasada a cuenta de los Perfect Disaster, sale
super cool; la Deal, vestida de flying nun, está tremenda. Las escenas en blanco y negro a lo Richard Kern (bueno es que son de Richard Kern), con el tiempo han quedado como una maravillosa expresión de modernismo punk... El equipo de directores, de lujo: Kim Gordon, Spike Jonze y el mencionado Kern haciendo el gamba al alimón y videando las modernas fantasías musicadas de la década. Sí, luego vendría el mal rollo, la emtiví que lo pudriría todo, la muerte de Kurt Cobain, el jaco y el entalegamiento de una gemela Deal, los discos en solitario de Kelley... Pero así, con fiebre y visto entre las brumas del paracetamol no puede venir nadie a negarme que esta canción y su vídeo no tienen ese efecto balsámico, fresco y reparador que caracteriza a las mejores composiciones de pop.


11 comentarios:

jesus miguel dijo...

¿el malo de las Breeders no es el Title TK?

360º de Separación dijo...

Es curioso, no sabía que el Last Splash había pasado a ser el disco malo de las Breeders. Será que desde entonces ya no les he vuelto a prestar atención, pero lo que sí recuerdo es que el Pod en su día era calificado como un mero boceto del superlativo Last Splash, y solo hay que recuperar las viejas revistas. Siempre lo digo, no hay peor fan que el renegado. Yo estoy contigo, David, Last Splash me parece un disco muy defendible, eso o que la memoria me traiciona....

No estaría de más recordar algunas cosillas tan de moda en aquellos años, de Belly nunca más se supo, pero su primer Lp no estaba mal. De Throwing Muses tampoco se acuerda nadie, ni de Superchunk....

Saludos,
Manuel Soleado

P.D. Muchas gracias por el gran favor de Los Navajos, anoche ya pude disfrutar de las canciones, qué nostalgia :-)

botibol dijo...

Siempre que oigo algo sobre Richard Kern me viene a la mente la enternecedora estampa del figura paseando en carrito a su retoño por el paseo de la playa de San Lorenzo en una mañana de tormenta, y como fueron ambos, neoyorquino cool y su bebé, calados por una ola traicionera, después llego mamá cool al rescate y se partieron de risa, y yo con ellos, de único testigo.

Si, estoy cansado de estudiar.
Que te mejores!

botibol dijo...

Por cierto, que en el próximo Xixón nos podían traer el próximo proyecto del director de Junebug, menudo trío!:

-Your next project doesn’t sound too common.

Yeah, I’m doing this film project with Kim Gordon from Sonic Youth and Tony Oursler, the artist. Kim and a group will perform music live between these two scrims with projections.

Anónimo dijo...

Sounds good.
It’s fun. I mean, I saw a Sonic Youth show at CBGB right when I moved here. They were projecting Richard Kern films behind them—brutal! Penises being punctured with huge needles! I was into it, but it was my first week in New York and it was crazy.

So now that you’re a proper New Yorker, will you be filming penises too?
Well, Michael Pitt’s going to be in it—and I’m sure plenty of people would love to see his again. But no, that’s a thrill we won’t be providing.

botibol dijo...

Vamos que estos, como los punsetes, siguen explotando los 90 a muerte.

M.E.H. dijo...

¿el de Junebug? ¿va a hacer otra de pijos?

botibol dijo...

Eso parece, pero mas descarado-si cabe- y con el Michael Pitt además, otro tarambana de mucho cuidado que lo tiene todo para ser un Brad Pitt alternativo, hasta el apellido.
Por cierto, por desviar completamente el tema, acabo de ver en el imdb que Kim Gordon hizo de Bernadine Dohrn en una especie de peli de cachondeo sobre los Weatherman- el único acercamiento posible a estos simpáticos terroristas por otra parte.
Molaría verla: http://imdb.com/title/tt0822393/

M. E. H. dijo...

joder, es que a mi me dices Pitt y me figuro a los Primeros Ministros británicos del siglo XVIII, el viejo y el joven. Lo digo por desviarme completamente de tu desvío completo y de Kim Gordon (bueno, y de los Weathermen). Retomando el camino, sí al Pod y no al Last Splash.

botibol dijo...

jajaja.Yo de las Breeders tengo un gratest hits de 8 canciones, recopilado por un colega, y en cinta.

probertoj dijo...

Joerr, de los Superchunk me acuerdo yo cada día cuando me los pincho. ¡¡¡Superfan de Mac!!!

Y del Last Splash también fan a muerte. El Pod a la hoguera, con su versión de los Beatles sobre todo.


Do You Love Me Now? fue una de mis canciones de adolescente idiota.

Lo de adolescente ya se me ha pasado. Lo otro no. Lo de Last Splash, digo.

Por cierto, indies, que acabo de encontrar la crítica de la cassette c-86 que hizo el ruta 66 allá por 1987 (¿o fue en l988 cuando la editaron en disco?. A ver si la escaneo y se la paso para que sigan celebrando lo suyo.