21 febrero 2007

Del revés


No, no voy a seguir con la saga artística iniciada esta semana. Este post, por tanto, no tratará la obra de
Joris Karl Huysmans; sólo del pop hecho en las Antípodas. Se trata de dos flashes muy rapidos. O, como dicen en los chistes, de una noticia buena y otra mala. Dos noticias protagonizadas respectivamente por los Zebras y por Sodastream.


Como ya saben quienes me leen con regularidad, no me canso de hablar del microcoscópico paraíso de los discos que es Radio City. Bien surtida, regentada por dos personas absolutamente encantadoras, agradable y dirigida con innegable gusto, es el escenario de múltiples ratos muertos, hurtados al tedio de entresemana. Lo mejor de la tiendecita es que, además de una deseable selección de discos, ofrece una siempre amena y relajada conversación sobre música. Una charleta no exenta de sagaces recomendaciones. Sin ir más lejos, el otro día me insistían para que no dejase de escuchar a los australianos Los Zebras (The Zebras, en inglés) a la par que me advertían de su concierto en Madrid. Tanto me insistieron, tanto me gustaron las canciones que me pusieron en la tienda, tanto me intrigó que sólo tuviesen una unidad de su primer LP, Worry a lot (Lost&Lonesome, 2006) (sólo lo venden a través de su MySpace, les hemos escrito a ver si podeos venderlo aquí -me dijeron) que, al llegar a casa, puse mi programa de P2P favorito en marcha en busca de la música de estos australianos, en principio, prodigiosos.




Y, la verdad es que el resultado fue el esperado. Con Los Zebras no hay que buscarle tres pies al gato. No hay medias tintas. Nada de twee, jangle, anorak ni etiquetas de ésas que nos gusta poner a los bloguistas indies. Estos australianos hacen puro pop. PURO POP, ¿nos acordamos todavía de lo que es eso? Directo, fresco, inmediato y cristalino. Sí, obvio también como han deducido por los adjetivos pero... ¿no es a veces reconfortante esa familiaridad? Originarios de Brisbane, Australia (cuántas veces hemos leído esta frase referida a los Go Betweens, ¿verdad?) lo suyo son las melodías redondas, los estribillos lindos, los corillos a dos voces... Herederos directos de ésa línea sucesoria que comienza en los Byrds y termina en los Teenage Fanclub,pasando por Big Star, los grupos del sello Shoeshine, o los Razorcuts, Los Zebras hacen canciones sin pretensiones. Como la mayoría estamos cansados de leer éstas cosas, sólo puedo añadir que, esta vez, la frasecita de marras va totalmente en serio. Similares en frescura y simpatía sonora a sus paisanos los Lucksmiths, muchos se han esforzado en ver referencias más rebuscadas (que si Orange Juice, que si tal que si cual), pero no es necesario.




Su LP se disfruta de manera espontánea. Lo que significa que, por un rato, uno se olvida del "sí, esto me suena; ah, aquello otro también". Este Worry a Lot está exento, paradójicamente, de preocupaciones. Deliciosos estallidos pop, aires luminosos... ¿Canciones? Doce que se pasan en un suspiro. Doce canciones que se escuchan una y otra vez, con una sonrisa en los labios. ¿Buena noticia? Sí, sobre todo para los que estén en Madrid: este viernes tocan en el Barbarella Club, a las diez de la noche. La entrada son ocho eurillos. Tal vez en directo la ilusión se desvanezca. En fín, allí estaré con la mejor disposición. Por ahora, el descubrimiento no podía ser más alegre.



The Zebras - Fine Lines





Más noticias desde Australia. Me entero (tarde) a través de Skatterbrain que los, también australianos, Sodastream han decidido separarse después de una década en el pop. Curiosamente, el dúo no hace más que agradecer a la gente maravillosa que les ha apoyado a lo largo de estos años su afecto. Pocas razones dan. Ninguna de peso más allá del propio paso del tiempo. Sospecho que la decisión puede ser fruto de un cierto cansancio acumulado tras estar años y años tocando sutiles canciones en un desierto pop.



Sodastream es uno de esos grupos al que se le acaba cogiendo simpatía. Tengo que reconocer que, en un primer momento, les tenía por un grupo aburrido y demasiado lánguido. Sin embargo, fue el contacto con el delicioso The hill for company (Tugboat, 2002) lo que me convenció de que se trataba de un grupo especial. Su melancólico y hermoso Reservations (Fortuna POP! 2006) debía haber tenido su pequeña y elogiosa reseña en este blog. En fín, así son las cosas... Discretísimos, deliciosos e intimos, dejan un cancionero y una discografía de una dulzura inalterable a los que, sospecho, el tiempo puede dotar de un brillo peculiar.




Sodastream - Warm July


12 comentarios:

360º de Separación dijo...

Gran disco el de los Zebras, no sé cómo llegué a él pero lo llevo desde hace uno o dos meses en el reproductor de mp3. Gracias por recordarme que tenía que comprar su disco, ya les escribí :-)

En cuanto a Sodastream, la verdad es que nunca les he prestado atención, solo tengo un cd de ellos y creo que en su día pensaba que eran un coñazo. Seguro que estaba equivocado, les daré una nueva oportunidad y escucharé más canciones.

Saludos,
Manuel Soleado

P.D. Gracias por descubrirme a Dotore, ya le he pedido el disco a Jorge Primo, a ver si llega pronto :-)

Karpov Shelby dijo...

Con Sodastream a mi me pasaba lo mismo que comentas, Manuel. Hasta que di tiempo al mencionado disco. Son muy de tarde de domingo, tranquilidad y una cierta melancolía.

Fuera de ese registro, pueden resultar indiferentes. Yo les daría una oportunidad ya que, de verdad, su último LP, Reservations ha estado sonando alguna que otra tarde tranquila de invierno.

Hablando los Zebras, mi intención es no perdermelos en vivo y dejar aquí la crónica correspondiente. El disco sólo lo venden a través de su MySpace, pero espero que tengan copias en el puestecillo del ropero del Nasti / Barbarella. Me ha gustado mucho su sencillez y falta de pretensiones. En estos tiempos de esteticismo, se agradece una sencilla colección de canciones.

Me alegro que Dotore te haya gustado, Manuel. El mérito para nuestro querido J.M. Tremolina.

David dijo...

No sabe usted el disgusto que me acabo de llevar al leer que mis adorados Sodastream se separan; enorme pérdida para la música, que nadie lo dude. Pero supongo que es lo mejor, cuando la inspiración se acaba, el tedio aparece y la decadencia se intuye, lo más digno es la autodestrucción. En el mundo del pop nada dura mucho tiempo, algo que deberían saber multitud de grupos son una pálida sombra de lo que fueron y se resisten a irse.
No entiendo que gentes de indudable gusto musical como ustedes no les hayan prestado la atención que merecen. Cierto es que parece que siempre hacen la misma canción, pero esta canción es realmente buena. Y el Looks Like a Russian es un pedazo de disco.
Y si tienen dudas, pongan en marcha el soulseek y escuchen éstas:
- Varkhala (mi favorita)
- Excuse boots
- Able hands
- Heaven on the ground
- 40 days
- Fitzroy Strongman
- Hope Grocery.

Lo que más me jode es que se irán sin que los haya visto en directo (y encima por culpa de mi vagancia, porque oportunidades he tenido).

Doggy dijo...

¡Me apunto a lo del viernes!

Jesus Miguel dijo...

Mi canción favorita de los Sodastream es "Silent Night", que salia en el ep que sacaron en Acuarela.
Pasenlo bien viendo a los Zebras y ya me contarán.

Jesus Miguel dijo...

Quería decir "Sister Night"

M.E.H. dijo...

¿qué passa que no te vienes, JM? ¿Vas pa Irún?

Jesus Miguel dijo...

Pues sí. Me voy al pueblo día y medio para, entre otras cosas, recoger los discos de Moonpalace Records para distribuir por Madrid y para ir a cenar al "Singular Food" de Ficoba, la alternativa guipuzcoana, dicen por ahí, al "Fast Good" del Adriá.

starsgoneout dijo...

Hola Karpov!
Te envidio que vas a poder ver a The Zebras, ¡es buenísimo el disco! A mi me los recomendó el chico del blog Sideroom 7" cuando le pregunté por bandas australianas.
Hay una conexión con Lucksmiths, el sello Lost and Lonesome es de ellos. Tienen otras bandas hiper recomendables: The bank holidays y Mid state orange.
A mi me pasa lo mismo con Sodastream a pesar de mi predilección por las canciones melancólicas me resultaban aburridos, voy a escuchar el disco que decís.
Saludos
Romi

marta dijo...

oye, de sodastream también hay que escuchar el looks like russian. si te gusta el hill for company, ese más.
de zebras no puedo opinar, pero si se parecen a los lucksmiths, tendré que revisarlos.

Karpov Shelby dijo...

Marta, ya estoy con el looks like russian. Es que con Sodastream he vivido un auténtica conversión, por si David no se queda tranquilo.

Reconozco, yo pensaba como Romi y como Manuel, pero en el momento idóneo caí en la cuenta de que son sensacionales. muy, muy sutiles. Sobre todo Romi, creo que deberías darles otra oportunidad.

Con los Zebras salimos de dudas mañana, con la prueba de fuego del directo Marta. A ver qué tal. desde luego el disco es totalmente recomendable.

Doggy, te veo mañana. Jesús Miguel, me dejo vender esos discos que dices que son tan chulos.

M. E. H. dijo...

una foto de los Zebras, anoche en el Sidecar de Barna:

http://www.fotolog.com/radiosaigon/16559034