07 enero 2007

Creación a go-go

Ya estamos metidos de lleno en el ciclo de celebración de la Santa Movida. En las próximas semanas, Madrid, se convertirá en una exhibición de atrocidades en la que los dinosaurios domésticos saldrán a escena para señalarnos con el dedo y recordarnos que hace más de veinte años alcanzamos nuestra máxima cota de creatividad. Después nada sería igual. Aquello cerró la posibilidad de lo nuevo. La Movida fue comienzo y fín. Y el resto, a verlas venir y a repetir como monosabios el consabido catecismo cultural, los habituales dogmas locales y las tan traídas y llevadas salmodias pop en torno a esa época áurea.


Por eso no sorprende en absoluto que, grupos que no tienen demasiado que ver con aquello, tan lejano y tan viejo, se hayan incluído, en la sección Jóvenes Creadores, dentro de los fastos organizados (Esperanza Aguirre, mediante) para conmemorar la efeméride. La Movida fue el Todo y, después de ella, Nada vale. A no ser que, con calzador, lo presentemos como una artificial prolongación de la supuesta purpurina. Así que, sábado noche en el Neu! Club, uno aterriza en la realidad y descubre que Corazón están en línea sucesoria directa con la Edad de Oro del Pop Español. Lo cual puede ser hasta cierto, pero... Más dificil es que los absolutamente indies Linda Guilala entronquen con el descoco ochentero. En fín, el caso es que ahí estaba yo a pie de escena haciendo cábalas para juntar una cosa con la otra sin que me saliesen los cálculos y pensado en que la celebración oficial de estas cosas de la música pop siempre queda ridícula. Pero, con estas cosas canónicas, lo mejor es callarse que luego nos metemos, sin quererlo, en un lío.



Así que no digo nada más y vuelvo a pie de escenario. Ahí están los Linda Guilala, trío surgido de las cenizas de aquellos divertidos y punkis Juniper Moon. Aquel jovencísimo combo puso, en pleno tonti-pop fininoventero, una simpática nota de color y ruido en nuestra escena. Sin embargo, poco queda del toque ramoniano, del raca-raca y de las voces enloquecidas de aquellos años. Linda Guilala hacen bonitas canciones de indie, más próximos a la Buena Vida o al primer donosti sound. La primera sensación es de una cierta decepción, tengo que confesarlo, porque, sin haberles escuchado, yo iba con la idea de un sonido más saltarín. No obstante, hay que decir que cuentan con canciones bonitas y bien hechas. Pop cristalino, con letritas de sentimentalidad juvenil exacerbada, teclados y rítmos trepidantes y algunos aciertos aún por explotar (canciones como Mi vecina o Saber perder, por ejemplo, merecen una producción de Ian Catt)... si celebramos a algunos tontos suecos twee no hay ninguna razón para que no dar una oportunidad a los autóctonos Linda Guilala. A ver por dónde tiran.





Otra cosa es lo de Corazón. Con un disco que está entre lo más extremo que se ha publicado en los últimos años en nuestro país, el dúo se encuentra en lo alto de la tabla de pop raro, chungo y anormal. Conscientes de su diferencia vital, Corazón, la presentan con tal exceso y sobreamplificación, exacerban tanto sus manías, sus filias y sus fobias y las oponen con tamaña vehemencia al entorno que consiguen cuadrar una proposición artístca no sólo indecente sino, sencillamente, abrasiva. ¿Que copian a las Vainica Doble? Lo reconocen sin rubor, se cantan la canción El plagio de un plagio sin que se les mueva un pelo y santas pascuas. Mal rollo, aislamiento, amor rarito, amor fou, melancolía y astenia primaveral... el warholiano hit me with a flower, llevado más allá del buen gusto, de lo cool del bien y del mal. Así, se presentan con unas batas de abuelo y empiezan su concierto, sentaditos en unas sillitas. Y cuando todo el mundo se prepara para un concierto triste y sencillo... hacen ¡chas! Se quitan la bata y aparecen uno vestido de mariscal-soldadito de plomo y el otro de proletario de la revolución rusa. Esto es totalmente sic.


A partir de aquí, hay que decir que los Corazón, en directo, aguantan el tirón, construyen armonías vocales con pasmosa facilidad, fusilan, copian y plagian (de las mencionadas vainicas del rollo sunshine pop, de la canción melódica española, de lo chochi) pero lo hacen con salero, con más cara que espalda, y con una sonrisa de oreja a oreja. Las canciones son bonitas la mayor parte de las veces. Las letras, extremas, pura pornografía emocional. En el tramo final, derrochando fantasía, el cantante se viste de cabaretera burbuja de champán o de Marc Almond (según se mire) y, en su momento chabacano (como aclaran ellos), hacen una versión más-gay-imposible de Rocío Durcal. Así, Corazón, han cuadrado el círculo y, lejos de reivindicar la aceptación social de su condición, reivindican su derecho a la excepción. Pintones y radiantes, como sendos brazos de mar, piden a gritos ser vistos como los raros de la clase, con tanta rotundidad que uno, tan alejado de sus postulados, no puede más que rendirse ante lo suyo y no-se-sabe-por-qué, concluir que el concierto ha sido, cuando menos, santo de su devoción.


Linda Guilala y Corazón tocaron la noche del 6 de enero en el Neu! Club (c/ Galileo, 100) en una Fiesta Elefant. La Monja Enana suspendió su actuación por enfermedad de Ana Dinamita.


11 comentarios:

Francisca Pulla dijo...

Puesto así ... yo también prefiero a los Corazón fusilando a las Vainica con su pose indiegay que sufrir a los dinosaurios de eso que se hizo llamar "La Movida"

Mi opinión es que el PP tiene tanta manía a la maldita movida (por no haberla inventdo ellos) que ahora quiere saturarnos a todos con una auténtica barbaridad de actos de lo más variopinto para que digamos BASTA YAAAAAAAAAAAAAAA !!!!!! y que nadie se acuerde más de "eso" en mucho tiempo.

Respecto a lo de ayer, entiendo que tiene que haber público para todo, aunque a mi tanto un grupo como otro no me dijeron NADA. Uno por soso y otro por copión.

Eso sí, estuvo bien ver los últimos especímenes del indie más ortodoxo, que cada vez van quedando menos.

Francisca Pulla dijo...

Mención aparte y especial para el DVD con vídeos que usted me pasó y con el que me he torturado esta mañana a base de bien. Mención especial para el último de "Tuco y Definitivos", por su letra fresca, por su ingenio y por la maestría para plasmar en imágenes tanta poesía.

marta dijo...

¿y la movida ahora a santo de qué? ¿forma parte del ciclo de ciclos que no vienen a cuento o qué?
el programa oficial es escalofriante, no me imagino cómo enfocar una mesa redonda llamada ¿quién mató a la movida? con el logo de la comunidad y de caja duero detrás...

Karpov Shelby dijo...

Pues, aunque todos digan que no, es a cuenta de las elecciones de mayo 07. Para dar relumbrón cultural a Espe, Marta, que es lo que le falta para ser presidenciable.

Absorto Van Het Leven dijo...

A veces flipo leyendo estas páginas.
... ¿A ver que hay hoy?
Ah, una movida de la movida con una mierda de grupos, que tocan en una mierda de sitio y que forma parte de un plan de mierda de doña Esperanza para conquistar el mundo con apoyo bancario liberal.
Y encima es gratis.
Guau, es escalofriante, no nos lo podemos perder. Cómo mola torturarse,...
eso sí, estuvo bien observar cómo se va desintegrando lo poco que queda de la dignidad humana.

A veces dan escalofríos y bajo la persiana.

¿Os acordais del Semáforo de tve1?
Buen programa, ¿no?

360º de Separación dijo...

Yo en la movida, estertores y demás, no entro :-)

Lo mío va por otro lado....amigo Karpov, a mis ojos ya protagonizaste el primer signo (original y muy personal, todo sea dicho) de esa moda de finales del 2006 que ha sido el Pipettes YA no molan (porque antes sí, digan lo que digan todos los renegados).

Ahora veo, y ya lo comenté con nuestra común amiga Romi anoche, que el fenómeno del 2007 va a ser EL POP SUECO NO ES PARA TANTO :-)))

Y es que ya me lo veo venir (y esto no va por tí que bien argumentas todas, absolutamente todas tus opiniones), en este país somos todavía, si cabe, más paletos y cazurros que en U.K. Tanto criticar ese último hype que los inglesitos siempre se han empeñado en ensalzar y luego destruir y aquí somos peores. Copiones hasta en eso :-)

Lo dicho, la moda para el 2007 va a ser cargarse a los suecos.

Saludos,
Manuel Soleado

Karpov Shelby dijo...

Ja, ja, aunque a veces he tenido palabras mayores para los suecos he de decir que es una tierra a la que tengo un gran cariño musical y espero no ser pionero en el linchamiento de los grupos de allí. Pero...tiene toda la pinta de que 2007 va a ser como decís Romi y tú. De las Pipettes no digo nada, ya que creo que, en su día fui más sicenro que muchos que decían que eran crema y ahora reniegan de ellas.

Al final las generalizaciones no son buenas para nadie y meter todo lo SUECO en un saco acabará con a facilona postura de que el POP SUECO NO MOLA NADA (mira que me pongo en un caso peor que en el que te pones tu). Curiosamente la sostendrán quienes menos entusiasmo ponen en la esucha de discos de indie (los que lo cogen porque creen que es moda moderna y lo dejas a los dos días porque les dicen que es lo peooorrr).

A mi, personalmente hay cosas d los suecos que me gustan mucho y cosas con las que, realmente, no puedo. Loveninjas, me encantan. El Perro, no. La filosofía Labrador, no la comparto... artistas increíbles en el sello, hay muchos más que en otras escuderías.

De todas maneras, temiendo esto que comentas, tengo preparado un super-post guía en plan entrevista-reality en el que Romi nos guiará por lo que SI MOLA de Suecia que creo que te gustará :-)

starsgoneout dijo...

No se como serán en vivo (recién empiezan hay que darles una oportunidad), pero Linda Guilala me caen muy simpáticos y me gustan sus canciones.
¿Qué es estooo? Ahora me convertí en la especialista del pop sueco, pero que gracioso, me muero de ganas de leer la entrevista-reality (aunque eso era un chiste, no me hagas pasar papelones Karpov :-) Muchos besos!
Romi

360º de Separación dijo...

Espero con impaciencia esa entrevista en la que Romi será lanzada al estrellato :-)

Labrador....uhm, creo que ningún aficionado comparte esa filosofía del sello, su imagen y espíritu es de otro mundo ajeno al pasional Indie.

Saludos,
Manuel Soleado

Francisca Pulla dijo...

Mira que he intentado descubrir el potencial de la inmensa nueva serie de grupos suecos, pero por más que les hinco el diente, menos chicha les saco.

Comprendo que son auténticos pasteleros del pop, que tocan bien sus dulces melodías, etc, etc ... pero tanta limpieza y asepticidad como me empalaga al primer mordisco.

Espero el informe prometido para ver si veo la luz que, por ahora, permanece en la más absoluta penumbra.

paula dijo...

Realmente a mi me gusta mas Linda Guilala que Juniper,puedo decir vi a los 2 grupos en directo. Me parecen mejores, teniendo en cuenta que era el primer concierto y encima en Madrid cosa que impone mucho a los de provincias yo les pondria nota.