15 diciembre 2006

Cita ineludible para el sábado noche


No es el karpoviano caso, la verdad. Pero los demás, los que estén en esta capital nuestra ¿de verdad van a perderse este evento? La leyenda dice que la última vez que el señor Currie tocó en Madrid fue en una fiesta de Creation (a finales de los ochenta con los Jazz Butcher y ¿los Felt?) en la discoteca Jácara. Por si pasan otros quince o veinte años, lo mejor es ir. Es en el ya imprescindible Neu! Club.

Se aceptarán crónicas, comentarios, narraciones, verdades, medias verdades ... si son suficientemente bonitas, incluso mentiras que llenen esta página en blanco.



Y de propina ... el súper clásico 80s Hairstyle of the devil en formato youtubiano.





Mientras tanto, el astro nos dice que ya está de camino.

Actualizaciones:

La narración en primera persona de la aventura madrileña del Sr. Currie se puede encontrar aquí.

Pego las fotos (pinchar para agrandar)que ha colgado en su blog

Más impresiones madrileñas de Momus
(¿no se hace raro encontrar tanto paisaje conocido en un blog de pop de vanguardia?)



Tal y como lo vió el Sr. Tremolino (contenido pirateado de aquí)

Sábado Noche. Momus en el Neu!Club la misma noche que Hello Cuca y The Long Blondes van a tocar en el Moby Dick y Cohete y Cuchillo en el Nasti. ¿Vendra alguien? nos preguntábamos inquietos. Pues sí. La gente respondió. De los tres cociertos a los que he asistido en el Neu! este ha sido el que más tirón ha tenido. En otros tiempor quizás hubiera escrito aquí que "Toda la escena estubo allí". Excepto al ubiquo y más que reconocible Pedro Buenavida, mis conocidos me iban chivando..."Esa es Teresa Single, ese Tito Penélope, Ahí esta el Victor Malsonando, el de la capucha es un Superjuez, a su lado el crítico del RDL, la de la cámara es Helena Cabrera..."y así hasta el infinito. Un quién es quién de personalidades para ver a alguien que hacía 17 años que no tocaba en Madrid. Momus lo dio todo. Él solo con su portatil y una silla llenando dos horas concierto en las que reimos y lloramos, de risa. En las que el que quiso pudo bailar y el resto intentar seguir sus letras. Los que nos perdimos su concierto con Karaoke de Barcelona de hace unos años nos quedamos prendados de este caradura con peluca que en el momento más álgido de la noche se subió en su banqueta y como si de una verdadera turista japonesa se tratara, nos cantó ese "Una Japonesa en Roma" que aqui conocimos en el single español de su adorada Kahimi Karie.

En el blog Mi problema soy yo se pueden encontrar instantes de la actuación del sábado. Incluyendo el momento en el que aparce con peluca, travestido de su alter ego ficticio Curly Carl, su doble perverso. El post es este.


8 comentarios:

Federica Bronaza dijo...

... ¿y qué tal estuvo? ...

Karpov Shelby dijo...

Esperemos que lo cuente alguién de primera mano ... al parecer hubo relevantes críticos rock en el evento. Estuvo el TODO-Madrid. ¿Al final como es que no fuíste, Federica?

Federica Bronaza dijo...

Una indisposición me lo impidió.

Estos fríos ...

jesus miguel dijo...

El Momus se salió. Ojala que no pasen 17 años, como señaló, para la próxima cita Madrileña. Federica...ya nos extrañó no verle por allí.

pia dijo...

Estuvo guay, menos mal que me apunté. gracias por insistir!

Karpov Shelby dijo...

La verdad es que me alegro de que le gustase a todo el mundo. Hay que reconocer que Momus es un auténtico titán del underground y sus shows algo que se sale por completo de la norma. Y sí, ojalá que no tardemos 17 años en volver a verle.

Dani dijo...

Pues sí, parece que hay consenso, el Momus estuvo tronchante, mondante y descacharrante. Y fueron dos horas a pelo con un Mac (y una peluca), que se pasaron en un suspiro.

"¿no se hace raro encontrar tanto paisaje conocido en un blog de pop de vanguardia?"
¡Y tanto! Pero si hay fotos de la tienda de Caramelos Paco. Vamos, que si llego a bajar a por el pan el domingo, me lo encuentro en el portal...

Muy bien la programación del Neu!, y que dure...

Dani dijo...

¡Un grado! ¡Sólo un puto grado y el rubito del tiempo en camiseta y con una chupilla vaquera desabrochada! Yo creo que es un niño de los del Pueblo de los Malditos, que ni siente ni padece...