19 noviembre 2006

Surtido sonoro


Semana movida: idas, venidas, marchas forzadas y regresos inesperados. He podido seguir con detalle, el viaje del Sr. Tremolina a Madrid (¿reunificación indie?), he entrado, he salido, he pasado por Barcelona y he podido visitar la sección de ofertas surtidas del CD-Drome original. He encontrado discos de tres y cuatro euros y me venido con el recopilatorio de Brighter que ha sacado Matinée en la bolsita de viaje; he escuchado el disco de Jarvis mientras esperaba esa misma bolsita en las cintas del aeropuerto... En fín, al regresar tenía en mi buzón la nueva maqueta del dúo Espanto. Qué agitación, menuda sobredosis de información ¿no? Allá va un adelanto en píldoras, para no estresarnos con tanta exhuberancia fonográfica.

Resulta que el disco de Jarvis Cocker
, Jarvis (2006) me ha gustado bastante. Es una intrascendencia y no creo que termine por comprarlo pero como escucha de iPod está bastante bien. El bueno de Jarvis ha cogido carrerilla en lo de cantar al desencanto maduro y aún así ha cerrado un disco entretenido. Con canciones mejores de lo que parece, con un par de incursiones en la melancolía otoñal, con pop de alcurnia, con glam impostado, con sus lentas, con sus rápidas, sus subidas, sus bajadas, sus baladas... En fín, que no se le puede pedir mucho más a este hombre. Que lo está dando todo; como puede y de aquella manera, pero todo al fín y al cabo... Creo yo, vamos.

Mascott
Dreamer's Book
(Fierce Panda 2004). Tengo que reconocer la debilidad extrema que he sentido por esta cantautora indie americana desde que escuché su increíble primer album Follow the Sound (Le Grand Magistery, 2000). Sus canciones, absolutamente deliciosas, desgranan melancolía y belleza a partes iguales, y, sin embargo, no se dejan llevar nunca por el, siempre peligroso, exceso de almibar. A pesar de tener una notable vocación pop, su incontestable voluntad melódica encuentra giros e inflexiones bastante originales. Siempre deja que la sorpresa envenene sus anti-hits. Este Dreamer's book es todo un discazo que hace pensar en los peregrinos motivos que tendría el Destino para convertir a Cat Power y no a ésta chica en musa suprema del los indies con gafas. Una gema llena de canciones absolutamente mágicas.



Mr. Wright
... Is always the fancy man (Le Grand Magistery, 1997). Escapado de la debacle de él Records en el último minuto, Kevin Wright (también conocido como Always) continuó su vagar por los mundos fonográficos haciendo gala de su estampa de bohemio de refinado porte. Fruto de esto son los múltiples discos, dispersos por el mundo, en los que desgrana sus canciones recónditas, ligeramente malditas, refinadas, impostadas y alcoholizadas (lo justo)... En este disco no cambia un sólo ingrediente de la receta y cuenta hasta doce historias con amores imposibles, despedidas en la niebla, ciudades que no se despiertan y equívocos múltiples a los que se somete una persona con el especial talento de ser, invariablemente, el alter-ego de sí mismo. Incluye joyas de la talla de Hangover Square o Taxi Driver, por citar sólo dos maravillas. Al vuelo de esto, hay que recomendar vivamente el delicioso Metropolitan (Siesta, 2004).




Toog
Easy Toog for beginers (Le Grand Magistery, 2001) En la misma línea que a Mr. Wright encontramos al caradura tecnófilo. Eso sí con peores canciones. El disco que Momus saludó como el comienzo de una Nueva Era Folktrónica por cuatro eurillos. Pues no está mal. La verdad es que la tecno-chanson de este vividor, ha sobrevivido mucho mejor que las incursiones cocktail de un Katerine. Pero, para qué darle más vueltas: humor, maldad, vanguardismo y futurismo; un tomar el pie cuando te dan la mano... poco más ahí aquí. Una humorada moderna, discutible (¡por supuesto!), irritante y bastante simpática. Eso sí, escuchándo éste early Toog uno se da cuenta de lo lejos que queda ya ese año 2001. Y entonces, la gracia pierde. Pero...


Harper Lee
Everything is going to be OK (Canciones Huérfanas, 2004). Una delicia de Keris Howard que faltaba en la colección. Sin llegar a las cotas de grandeza de unos Brighter, hay que reconocer que el impulso creativo del Sr. Howard ha demostrado desafiar el paso del tiempo, con mucho más que diginidad. Pop frágil instrumentado con monolítica solidez para engrandecer tanta tristeza y melancolía. Si Bobby Wratten se pierde con tanta tontería, Howard no duda y sus canciones aciertan siempre a pulsar la fibra sensible de ese indie-kid tristón que espera con impaciencia cada uno de sus nuevos lanzamientos.



Brighter
Out to sea (Matinee, 2006). Perfecto complemento a aquella colección de singles con el que el sellito americano inció la reedición de las obras completas de uno de los mejores grupos que dió Sarah Records (más sobre la saga Brighter, aquí ; cortesía de 360º de Separación). Incluye el mini-LP Laurel, flexis y singles y tres inéditos. Fragilidad y sentimentalismo, sobredósis de lirismo y lo mejor de la sensibilidad indie-pop, presentado al desnudo. Con Brighter siempre me asombra hasta qué punto pueden los mínimos recursos conjurar las máximas emociones. También es cosa de magia el que su aparente inmovilidad contenga tantas y tan matizadas melodías. No hay palabras que describan las canciones aquí compiladas... Una delicia de reedición.



VV.AA.
Going Against Maz's advice
(Four Letter Words, 1994). Cat's Miaow, Boyracer, Belmondo, Holiday Flyer... es decir indie-pop americano compilado en un CD de fanzinera edición y desiguales resultados. Bajísima fidelidad para todo un compendio de puro indie canónico made in USA en el que destacan los Cat's Miaow a fuerza de mostrar una melódica y atmosférica delicadeza. Boyracer se salen de madre: van tan sobre-amplificados que no se les escucha nada. Muy gracioso y totalmente encantador.


Y, a partir de mañana, la nueva maqueta de los Espanto (hay un adelanto aquí) y las habituales diatribas
karpovetónicas...


2 comentarios:

Topor dijo...

No funciona el link de Espanto. NO FUNCIONA.

Ditasea.
Esto es dejarle a uno con la miel en los labios!

Karpov Shelby dijo...

Es cierto, no funciona. Anoche le copié el link al Sr. Tremolina y funcionaba. Mistierios de la Tecnología.

Esta tarde la cuelgo en un tocadiscos pequeño de esos que pongo en la barra lateral ... pero escriban a Los Espanto YA!